La madre de la infante y su actual pareja están detenidos por este trágico hecho

Niña de 2 años murió a causa de una fuerte golpiza que le propinaron

15 a 3
12 de septiembre, 2017 - 8:45 pm
Madelein Faría/[email protected]

Ayer fue velada en medio de un ambiente de dolor. Funcionarios del CICPC continúan investigando el caso. Los médicos que la atendieron dieron parte a las autoridades

Foto: Dayana Espitia

Maracaibo — La pequeña de tan solo 2 años de edad (cuya identidad se resguarda), que murió este lunes, después de que al parecer consumiera una crema de arroz, realmente murió a causa de una golpiza que le propinó presuntamente su progenitora.

Como es de recordar, el hecho se registró en el barrio 19 de Abril, parroquia Francisco Eugenio Bustamante, al oeste de Maracaibo a las 9:30 am del referido día.

Tras realizarle la necropsia al cuerpo sin vida de la menor, los médicos forenses determinaron como causa de su deceso politraumatismos generalizados, provocados aparentemente por los golpes que recibió la infante, algo que sin duda sorprendió a sus familiares, especialmente a su padre, que no cesaba de llorar a su única ascendiente en las afueras de la morgue de LUZ, la mañana de ayer.

¡A la cárcel!

Por este trágico caso fue inmediatamente detenida la madre de la criatura, identificada como María de los Ángeles Gutiérrez, de 20 años de edad, señalada por los mismos parientes como responsable de la muerte de la menor, quienes aseguraron que en reiteradas oportunidades avistaron a la joven golpear a la niña «sin piedad alguna», refirieron.

Para sorpresa de todos, antes de ser encarcelada, la joven se mostró adolorida por el fallecimiento de la pequeña y daba gritos en las afueras del centro de salud donde la habían llevado.

También se encuentra detenido el actual novio de la joven, residente del mismo sector, y a quien los dolientes identificaron como «el padrastro» de la niña que, aunque algunos moradores de la zona lo sindicaron por el crimen, otros salieron a su defensa y refutaron estos señalamientos, indicando que él es inocente.

Ambos permanecen recluidos en los calabozos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Maracaibo, vía al aeropuerto, mientras los detectives esclarecen el caso.

Rumbera la muchacha

La noche anterior al momento de los hechos, la madre de la niña aseguró que saldría a trabajar, vendiendo cigarrillos y café, en las cercanías de Mercamara, no obstante, sus propios vecinos indicaron que «ella es una fiestera, se la pasa de rumba en rumba los fines de semana», de hecho el padre biológico de la menor muchas veces le había pedido que se la entregara, confesaron, declaración que fue asentida por el mismo progenitor.

Velorio doloroso

En las calles arenosas de la barriada, dentro de la humilde vivienda de la abuela paterna de la menor, justo en el medio de la sala, se encontraba expuesto el féretro donde reposaba el cuerpecito de la infante; allí su progenitor, apoyado en el pequeño ataúd, no paraba de llorar y de lamentar lo ocurrido.

Decenas de niños entre primitos y amiguitos de la criatura, en medio de su inocencia, no comprendían a fondo lo que sucedía, para ellos la niña solo estaba «durmiendo».

Mientras tanto, en el área externa del inmueble, se encontraba la señora Alexis Balza Torres, la mujer que encontró a la niña sin vida y quien además era su cuidadora.

Ahogada en llanto y con su voz entrecortada, aseguró que ese día (cuando murió la menor), se extrañó al ver que después de casi 11 horas de haberla acostado, no despertaba, «me asusté y llamé a una vecina, la llevamos al ambulatorio, pero estaba muerta ya», declaró.

La menor tenía un hematoma visible en su frente.

Para hoy se esperan mayores detalles sobre este hecho alarmante, que ha conmocionado a la colectividad.

Asimismo, los restos de la pequeña serán llevados hasta su última morada, donde le darán el último adiós.

15 a2

15 a 1

Palabras clave
, , , ,

Comente