«Asegura que solo les interesa el beneficio que puedan obtener de sus negocios»

Moronta: Países «no están interesados por la paz de Venezuela»

Monseñor-Mario-Moronta-Obispo-de-la-Diócesis-de-San-Cristóbal-e1476454956248-630x300
6 de agosto, 2017 - 8:19 pm
Francis Sánchez / [email protected]

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Moronta señaló durante el discurso de la celebración de los 407 años del patrono del Táchira, el Santo Cristo de La Grita, que tras los países que han expresado respaldo a Venezuela en estos tiempos, hay otros intereses

Foto: Agencias 

Táchira – El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal, monseñor Moronta, dudo que los países que quieren ayudar a Venezuela tenga buenas intenciones, al respecto dijo «Hay muchas naciones que hoy quieren ayudar a salir de la crisis a nuestro país, quieren ponerle sanciones al pueblo y el pueblo no tiene que ser sancionado. Hablan de apoyo internacional pero esas mismas naciones e instituciones tienen una gran dificultad para apoyar a Venezuela: no terminan de hacer nada, sencillamente porque tienen serios intereses económicos en nuestro país que han influido en la gravedad de la situación actual».

«Ellos no están interesados por la paz de Venezuela sino en el rédito que puedan obtener de sus negocios. En el fondo a esos países no les interesa la paz de los venezolanos sino la consecución de los recursos minerales que se están llevando y que son del pueblo, de los recursos comerciales y de otro tipo. Cuando ellos se pongan del lado de la gente, no solo en Venezuela sino en muchas otras naciones, de verdad habrá paz y concordia», señaló

Moronto, agregó «Crece el hambre y no vengan a decir que no hay hambre porque nosotros en la Iglesia, en nuestras comunidades parroquiales, aquí mismo en el Santuario compartimos la generosidad de la gente. Escasean los alimentos y medicinas y ojalá que se refuerce la solidaridad. No se consiguen insumos alimenticios en los abastos ni supermercados pero no han cerrado que yo sepa, más bien han aumentado, la venta de licores en nuestro estado. Para colmo como una nueva ofensa a la dignidad de la persona se suma al pretenderse imponer un sistema rechazado por el mismo pueblo. Éste se siente oprimido, defraudado y burlado»

Para finalizar, cuestionó «¿Si de verdad hubiera preocupación por el pueblo, no se habrían tomado decisiones ya para arreglar todos los problemas? ¿No se habrían abierto canales humanitarios para que entrene medicinas y alimentos? ¿No se habría dejado las negociaciones y acuerdos subterráneos que existen en la oscuridad?».

 

Palabras clave
,

Comente