Maduro exigirá a EE UU cesar las conspiraciones

1510_7A
31 de enero, 2015 - 1:00 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Maduro anunció que mañana se expenderán 7.500 toneladas de alimentos en 712 puntos a nivel nacional

Foto: Agencias

El Gobierno Bolivariano hizo nuevamente un llamado a los empresarios venezolanos a unirse a la lucha que enfrenta el país contra la guerra económica.

Caracas — La III cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se realizó durante esta semana en Costa Rica, superó todas las expectativas, destacó ayer el presidente de la República, Nicolás Maduro, desde el salón Sol del Perú en el Palacio de Miraflores.

El presidente se encontraba acompañado de Delcy Rodríguez, canciller; Jacqueline Faría, ministra de Comunicación e Información; Carlos Osorio, ministro de Seguridad y Soberanía Alimentaria; y Elías Jaua, ministro para las Comunas y Movimiento Social, quien, según mencionó el primer mandatario, es el encargado de dar a conocer en los próximos días proyectos en infraestructura y  vivienda.

Maduro señaló  que «la gran fortaleza de la Celac es haber logrado la unión (de los países que la conforman) en la diversidad y en la base del respeto para ayudarnos en la construcción solidaria de la América Latina y el Caribe».

Asimismo, indicó en su alocución que es necesario que surja en Venezuela una oposición sensata que trabaje y vea más allá de sus intereses personales o de una llamada donde uno de los interlocutores hable en inglés.
El jefe de Estado volvió a condenar las acusaciones realizadas recientemente a Diosdado Cabello, he hizo mención del comunicado que emanaron las Fuerzas Armadas en apoyo al presidente de la Asamblea Nacional.

ABC nacista

En razón de esto, catalogó al periódico ABC de nacista, fascista y franquista, mostrando distintas portadas de este rotativo, quien a lo largo de su historia han apoyado a los líderes gubernamentales, que tanto daño le hicieron a sus países y el mundo. Y criticó al New York Times, por ser el periódico oficialista, de ser el que mejor repica las informaciones del gobierno estadounidenses, y desprestigia al Gobierno venezolano, ocultando la verdad de las necesidades y carencias que se enfrentan en esa ciudad, como los niños sin educación, la discriminación racial, la falta de salud pública, un pueblo oprimido.

Llamado a Obama

Denunció una vez más el plan de ataque y desestabilización extranjera, que proviene de los Estados Unidos, hizo referencia al apoyo brindado por los presidentes de la Celac, quienes entre pasillos les indicaron con datos específicos, que el plan en su contra estaba orquestado desde el gigante del norte.

Hizo un llamado al presidente Obama para que reaccionara sobre el plan que terminaría en un golpe de Estado en el país, «¡alerta, alerta, Obama!», indicó Maduro al presidente de EE UU, llegará un momento que será imposible mantener una relación diplomática entre las naciones, pues todo su gobierno está trabajando en función de derrotar al gobierno legítimo que va en contra de los mensajes que el primer mandatario estadounidense a hecho públicas.

Este llamado lo hizo Maduro haciendo mención a lo realizado que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo a representantes del Caribe que el Gobierno venezolano sería «derrocado».

Proceso de paz

Sobre el proceso de paz en Colombia, resaltó que a pesar de los ataques que reciben desde Bogotá, seguirán dando su mano amiga, para que se llegue a feliz término. «Los medios colombianos nos odian desde hace 200 años, nos envidian, envidian a Bolívar, pues somos hijos del grande, no de Santander», dijo el mandatario.

Maduro también resaltó que en la Celac se emitió una declaración de apoyo a los diálogos de paz que se efectúan entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP). «Tenemos todas las esperanzas de que se logre una paz justa», resaltó Maduro.

Llamado a los empresarios

Maduro volvió a hacer un llamado a empresarios del sector privado a definir sus verdaderas intenciones y a trabajar por el país, ante la guerra económica que según el Ejecutivo nacional impulsa la oposición venezolana.

«Febrero es el mes para que se reivindiquen, llegó la hora en la que tienen que definirse o están con la patria y colaboran para que se estabilice la economía o asumen las consecuencias de las medidas legales que estamos tomando», sentenció.

«Yo solo le hago un llamado a las familias a que con mucha conciencia sepamos que estamos enfrentando una guerra económica brutal que busca un golpe de Estado y que debemos derrotarla con nuestra conciencia. Que debemos bajar el consumismo, no caer en el nerviosismo de las compras», manifestó el presidente.

Igualmente dijo que el próximo domingo se distribuirán 7.500 toneladas de alimentos y productos en 712 puntos en todo el territorio nacional, también anunció la inauguración de nueve nuevas instalaciones entre Abastos Bicentenario, PDVAL y módulos de Base de Misiones Socialistas.

Reunión

El mandatario nacional se reunió con los jefes y jefas civiles y militares para coordinar acciones para combatir la guerra económica que promueve la derecha a través del acaparamiento y el desabastecimiento de productos de primera necesidad. Al cierre de esta edición se desconocían los resultados del encuentro.

Roce para la historia

El último día de la Celac, luego de que el presidente inconstitucional de Nicaragua, Daniel Ortega, le cediera su espacio en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Celac que se celebra en San José, Costa Rica, al líder independentista puertorriqueño, Rubén Berríos, se dio un roce entre Ortega y Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica.

El presidente de Costa Rica, luego de la intervención de Berríos, dijo que el cederle la palabra Ortega al líder puertorriqueño alteró el procedimiento de función de la cumbre de la Celac.

Ortega interrumpió a Solís para decir que «la voz de Puerto Rico es la voz de Nicaragua», y pidió «un poco de respeto» para Rubén Berríos.

Foto: Agencias

Comente