Se les iniciará un proceso administrativo y penal

La ley actuará contra funcionarios involucrados en el ataque a Carlos Alaimo

Alaimo
5 de mayo, 2017 - 12:18 pm
Mayerlin Barboza / [email protected]

Biagio Parisi: «Todas las personas civiles o no que incurran en irregularidades serán sancionadas con el debido proceso»

Foto:[email protected]

Maracaibo — Un proceso administrativo y penal es el que se les aplicará a los funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ), involucrados en los hechos irregulares ocurridos la noche del miércoles en la sede de Versión Final y contra su presidente, Carlos Alaimo, así lo informó el secretario de Seguridad y Orden Público, Biagio Parisi.

Parisi manifestó que los uniformados, cuyas identificaciones se desconocen, se investigarán por el delito de uso indebido de arma de fuego.

Sobre los hechos, el comisario destacó que los uniformados acudieron a un llamado por  intento de saqueo a una farmacia, ubicada en la avenida 15 Delicias con calle 72, y posteriormente al observar un vehículo sospechoso en el lugar —el cual resultó ser la camioneta Ford Runner, color gris, propiedad de Alaimo— procedieron a cantar la voz de alto, sin embargo, el conductor no se detuvo.

Lea también: Funcionarios del CPBEZ tirotearon camioneta de Carlos Alaimo

Según Parisi «los oficiales presumieron que el carro estaba involucrado con dicho intento de saqueo, por lo que procedieron a dar la voz de alto al conductor, quien hizo caso omiso y en la huida impactó a uno de nuestros oficiales motorizados», hecho que produjo una persecución que culminó en la sede del referido rotativo, ubicado en la avenida La Limpia con calle 60, en la cual los funcionarios dispararon impactando una de las balas contra la camioneta en cuestión e hiriendo a Édgar Dávila, directivo del club Casa D′Italia, quien acompañaba a Alaimo.

Pensaron que eran parte de la «guarimba»

A través de una llamada telefónica, el comisario informó al equipo reporteril de este rotativo que los uniformados al llegar al sitio, en donde presuntamente se produciría un saqueo, avistaron el vehículo de Alaimo, y al verlo justo al lado de los encapuchados presumieron que era parte de la protesta y que propiciaría aún más la alteración del orden público ya que la puerta del conductor, según ellos, estaba abierta, afirmó Parisi, quien aseveró que cuando los policías intentaron acercarse al carro para indagar sobre su estadía en el sitio, los conductores emprendieron veloz huida, «generando sospecha». El secretario de Seguridad manifestó que «no puede precisar si Alaimo estaba con los encapuchados, pero sí confirmó que en el sitio en donde estaba la camioneta hallaron botellas desechables de agua».

Apuntó que al menos ocho policías motorizados fueron partícipes del hecho.

La versión de Alaimo

En medio del susto Carlos Alaimo habló con QUÉ PASA y comentó que «regresaba de buscar a Dávila para reunirse por asuntos de trabajo, cuando se consiguió con una barricada por la calle 72». Informó que tras la imposibilidad de libre tránsito que le produjo la protesta optó por descender del vehículo y pedirles a los manifestantes que le abrieran paso para continuar su rumbo. Por lo que el empresario y dirigente político presume que fue esa acción la que desencadenó la sospecha de parte de los oficiales, de que él estaba liderando la turba civil.

Personal sometido

Las cámaras de seguridad de Versión Final captaron los momentos en los que los uniformados del CPBEZ ingresaron a las instalaciones del periódico y con pistola en mano apuntaron a periodistas, reporteros gráficos y demás empleados que se encontraban a esa hora en el rotativo.

Una de las áreas a la que los policías ingresaron fue al comedor, en donde según lo comentado por una de las víctimas, quienes estaban allí cenando, se escondieron detrás de los refrigeradores para evadir el peligro del momento, «pero de allí los oficiales los sacaron apuntándoles tal cual ladrones», afirmó la fuente.

Se conoció que el herido recibió un impacto de bala en su mano derecha y fue trasladado a un centro médico cercano, en donde permanece estable.

Palabras clave
, ,

Comente