Hoy se conmemoran 267 años del natalicio de Francisco de Miranda

franciscomiranda-g-060213
28 de marzo, 2017 - 9:19 am
Rosmelin Delgado / [email protected] / Agencias

Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez, conocido como Francisco de Miranda, iniciador de la emancipación de América y prócer de la Independencia de Venezuela, nace en Caracas el 28 de marzo de 1750

Foto: Agencias

Francisco de Miranda fue un político, militar, diplomático, escritor, humorista e ideólogo venezolano que participó en los tres movimientos históricos y políticos más importantes de su época: La Revolución Francesa, acción que le vale el título de Héroe de la Revolución y Mariscal de Francia; la lucha independentista en Estados Unidos y la emancipación de Venezuela.

El dos de febrero de 1806 parte de Nueva York (EEUU) a bordo del Buque Leander con una tropa de 200 hombres para emprender la gesta libertaria. Diecisiete días más tarde llega a Jacmel, Haití. Aquí, a bordo del Leandro, Miranda enarbola por primera vez la bandera venezolana: amarillo, azul y rojo. Hace que todos aquellos «soldados» juren fidelidad a esa bandera y al libre pueblo de Sudamérica. Era el 12 de marzo de 1806. Sigue hacia las costas venezolanas, con dos goletas fletadas, la Bachus y la Bee, para desembarcar en Ocumare, pero cuando están cerca son rechazados por el fuego de guardacostas, porque las autoridades venezolanas estaban avisadas. Aunque los expedicionarios responden al fuego, las goletas son apresadas. El Leandro logra escapar y va a Trinidad después de hacer escalas en Grenada y Barbados.

Miranda no se da por vencido. Con 11 buques de una escuadra, y 300 hombres de desembarco, llega a La Vela de Coro. En la madrugada del 3 de agosto de 1806 mientras los buques descargaban su artillería, se precipitaban a tierra Miranda y sus hombres. ¡Hacía 35 años que no pisaba su tierra venezolana! y ese mismo día al tomar el Fortín de La Vela, colocan en lo alto el Pabellón tricolor. ¡Por primera vez flameaba nuestra Bandera en el territorio nacional!.

Marcha Miranda con su Ejército a tomar a Coro, pero la encuentra prácticamente desierta. La propaganda contra Miranda ha surtido efecto. Sobre todo la del Obispo de Mérida, Santiago Hernández Milanés que lo pinta como ateo, monstruo, traidor, enemigo de Dios y del Rey. Tanto en La Vela como en Coro, el protolíder va con sus Proclamas por delante. Riega las calles de papeles. El pueblo, fuertemente influido por la prédica de la iglesia y por el santo temor al Rey, le dio la espalda a Miranda.

 

Comente