Esequibanos: la verdadera cara de la disputa histórica

qpplaceholder
10 de agosto, 2015 - 7:37 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Un total de 144 personas suscribieron el recurso de amparo que llevaron el 1 de junio hasta el Tribunal Supremo de Justicia

Fotos: Agencias

Al menos 35 mil personas provenientes de la Guayana Esequiba escaparon de Guyana a Venezuela en búsqueda de oportunidades que les han sido truncadas

Un hallazgo petrolero realizado por la Exxon Mobil en territorio marítimo del Esequibo fue el detonante que avivó el diferendo territorial entre Venezuela y Guyana. Sin embargo, la defensa de 159.500 kilómetros de fructífera tierra, traducidas en lucro, no le ha permitido a los gobiernos de ambos países mirar a los ojos de los originarios ni conocer la cara de los que han sufrido por la disputa histórica.

«Todo aquel nacido en territorio Esequibo es venezolano por nacimiento», expresó el coronel Pompeyo Torrealba, exjefe de la Unidad Especial para el Esequibo, quien ha recalcado en entrevistas televisivas que este territorio pertenece al país desde la Capitanía General de Venezuela en 1777, aclarando que «hay que entender que Guyana es el espacio geográfico del tamaño del territorio que Inglaterra le compró a  Holanda».

Sin embargo, hay voces que dicen lo contrario, atravesando por la oscuridad de sentirse sin nacionalidad. Por un lado Guyana los ha excluido como propios y los mantiene en condiciones sociales precarias, por el otro Venezuela, vista por ellos como la tierra de las oportunidades, aunque el temor a la deportación los arrincone en la esquina de los «sin derechos».

Una mezquina Guyana pone el freno

En días pasados el ministro de Estado de Guyana, Joseph Harmon, rechazó contundentemente que Venezuela emita cédulas a los habitantes del Esequibo. Esto como respuesta al anuncio de Torrealba quien exhortó al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) a hacer lo necesario para que los esequibanos obtengan la nacionalidad.

«Resistiremos firmemente cualquier intento de emitir documentos de identificación a nuestro pueblo y haremos lo que tengamos que hacer para asegurar que no nos distraigan de nuestro camino hacia el desarrollo», aseveró Harmon.

En contraposición, el coronel y coordinador de la Oficina para el Rescate del Esequibo señaló que la lucha no debe centrarse en el territorio, sino en la población de 200 mil habitantes.

Giovanni Pasquali

Esta acción es la misma que mantiene Giovanni Pasquali, presidente de la Fundación Comité de los Derechos Esequibanos (Funcode), quien conversó con QUÉ PASA desde el estado Bolívar y tildó a las autoridades guyanesas de «mezquinas».

«Guyana poco se ha preocupado por los esequibanos, ha mantenido una conducta poco hacendosa, manteniéndoles con condiciones precarias de luz, educación, salud e infraestructura, por lo tanto muchos de ellos han tenido que venir al estado Bolívar a ver si pueden mejorar su calidad de vida», informó el politólogo.

Con apellidos prestados

Pasquali quien se ha encargado, junto a la fundación que representa, de dar a conocer la lamentable situación de los que son tratados como una extensión de tierra rica y no como seres con necesidades, ilusiones y ganas de gozar de una gota de petróleo, reveló que en Venezuela reina la ignorancia y la mala voluntad.

Indicó que existen alrededor de 35 mil esequibanos que no cuentan con cédula venezolana, pero enfatizó que solo están registrados como indocumentados 1.500 en Funcode.

La discriminación y el temor a ser deportados en territorio venezolano les impide beneficiarse de los derechos de la ciudadanía: cuentas bancarias, seguro social, estudios; sin contar con la penosa decisión que han tomado padres esequibanos de registrar a sus hijos recién nacidos con «apellidos prestados», para que puedan vivir sin restricciones en el país.

«La ignorancia de muchos funcionarios públicos que valiéndose de la falta de documentación, pretenden buscar prebendas personales, la matraca y los amenazan con la deportación que no es más que una amenaza porque nunca se cumple, por el alto costo que implica el traslado», expresó Pasquali.

Recurso de amparo

Debido al desconocimiento y al titubeo de los organismos encargados del registro civil que ha privado de oportunidades a los esequibanos, Funcode, junto a 145 personas suscribieron un recurso de amparo que introdujeron el pasado 1 de junio ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

«Le solicitamos al máximo tribunal del país que pase al artículo 10 que establece que el territorio de Venezuela incluye al Esequibo y que si eso es así, el Esequibo es Venezuela, por lo tanto la población nacida allí es venezolana», argumentó Pasquali.

El encargado de Funcode explicó que el componente de un estado se encuentra integrado por tres cosas: la soberanía sobre el territorio y la población, el territorio y la población, «por lo tanto Venezuela ha debatido el territorio más no ha debatido el tema poblacional. Si nos ponemos a ver las 143 personas que suscribieron el documento ante el TSJ, todos quieren ser venezolanos», recalcó.

Pasquali reseñó que para esta semana esperan el resultado del recurso que tiene en sus manos el magistrado Juan José Mendoza, bajo el expediente 635 de 2015.

En carne propia

Entre 15 y 20 mil bolívares le han solicitado algunos funcionarios públicos a Ramón Singh para nacionalizarlo, así como a sus paisanos provenientes de la Guayana Esequiba, y el alto costo, más allá del monetario, es la cruel realidad de no poder estudiar, tener una profesión digna, ni atención médica privilegiada.

«Mis padres son esequibanos, llegaron en el año 80, yo nací en 1984 aquí en Venezuela y no tengo cédula, tuve que salir a trabajar a los ocho años para ayudarlos porque ellos no dominaban el idioma y tenían temor de ser deportados a donde salieron huyendo por las condiciones económicas (…) visitamos múltiples escuelas y me rechazaban en todas por no tener el acta de nacimiento», relató Singh, quien es coordinador de Funcode.

Asimismo, narró que una de las peores situaciones las han vivido en los últimos tiempos con la escasez de alimentos. «No podríamos adquirirlos cuando se hacía por terminal de cédula y somos unos 35 mil en la misma situación», agregó.

El hombre de 31 años se encuentra trabajando como mecánico, pero expresó que no cuenta con ningún beneficio y tiene un salario indigno. «Ya me casé y mi esposa está embarazada, eso me preocupa porque no sé cómo voy a presentar a mi hijo».

Comentó que en el año 2004 mediante decreto presidencial N° 2.823 fueron nacionalizados 1.500 de sus paisanos, otros de ellos remitieron sus documentos y ahora, 11 años después se encuentran extraviados perdiendo nuevamente sus derechos.

«Ellos presentaron a sus hijos, tienen boletas electorales, compraron casas y nuevamente están sin nacionalización», sentenció.

La espera de estos ciudadanos, víctimas de intereses internacionales se centra en la justicia venezolana. «Ser reconocidos o no, es tan solo un documento, la lucha incansable es por obtener los derechos inherentes al ser humano».

Artículo 10. El territorio y demás espacios geográficos de la República son los que correspondían a la Capitanía General de Venezuela antes de la transformación política iniciada el 19 de abril de 1810, con las modificaciones resultantes de los tratados y laudos arbitrales no viciados de nulidad.

35 mil esequibanos están sin cédula de identidad en Venezuela

Comente