Domingo de Ramos, inicio de la Semana Santa

Domingo de Ramos
25 de marzo, 2018 - 7:20 am
Francys Medrano / [email protected] / agencias

El Domingo de Ramos es una celebración religiosa donde se conmemora la entrada de Jesucristo a Jerusalén

Cuando llegaba a Jerusalén para celebrar la pascua, Jesús les pidió a sus discípulos traer un burrito y lo montó. Antes de entrar en Jerusalén, la gente tendía sus mantos por el camino y otros cortaban ramas de árboles alfombrando el paso, tal como acostumbraban saludar a los reyes.

Los que iban delante y detrás de Jesús gritaban: «¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!».

¿Cómo se celebra este día?

La Misa de este día tiene dos momentos importantes: la procesión y bendición de los ramos y la lectura de la Pasión.

Los ramos benditos se llevan a la casa como signo de la bendición de Dios, de su protección y ayuda. Se colocan sobre un crucifijo o cuadro religioso y es un sacramental.

El Domingo de Ramos debe de ser visto por los cristianos como el momento para proclamar a Jesús como el pilar fundamental de sus vidas, tal como lo demostró la gente de Jerusalén al seguir a Cristo. Asimismo, las ramas de olivo o palmas representa la fe de la iglesia en Cristo, la proclamación de Jesús como el Rey del Cielo y de la Tierra y, sobretodo de la vida del cristiano.

Los rituales

El tiempo de cuaresma inicia con el Miércoles de Cenizas y concluye con el Domingo de Ramos, período que abarca 40 días. Al día siguiente se inicia la Semana Santa.

El Domingo de Ramos conmemora la entrada triunfal de Jesucristo a Jerusalén, momento en que fue recibido con vítores y ramos.

Los católicos llevan sus palmas y ramos de laurel a bendecir y luego los colocan en las casas, donde permanece todo el año, para que de este modo esta permanezca consagrada.

La palma y el ramo de olivo se conservan, ante todo, como un testimonio de la fe en Cristo, rey mesiánico, y en su victoria pascual.

Oración para poner las palmas benditas en el hogar:

Bendice Señor nuestro hogar. Que tu Hijo Jesús y la Virgen María reinen en él. Por tu intercesión danos paz, amor y respeto, para que respetándonos y amándonos los sepamos honrar en nuestra vida familiar, Sé tú, el Rey en nuestro hogar. Amén.

Palabras clave

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente