Celac rechazó decreto de EE UU que declara a Venezuela como una amenaza

1635_7A
12 de junio, 2015 - 2:49 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Cortesía

La UE invertirá 230 millones de euros en América Latina para impulsar proyectos de desarrollo sostenible en la región

Caracas —
Ayer concluyó en Bruselas (Bélgica) la II cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

En la declaratoria final se realizó un rechazo al decreto de EE UU que declara a Venezuela como una amenaza.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, en nombre de la Celac, condenó las medidas unilaterales tomadas por Estados Unidos.«Estados Unidos se inmiscuye en asuntos internos de un país soberano y actúa nuevamente de forma absolutamente ilegítima, porque estas sanciones unilaterales rompen claramente la Carta Interamericana», refirió.

Durante la Cumbre de los Pueblos Una Alternativa al Neoliberalismo en América Latina y Europa, celebrada paralelamente a la II cumbre de la Celac y UE, el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, alertó de una estrategia comunicacional por parte de los opositores al Gobierno venezolano para generar una matriz de opinión negativa en el exterior.

El vicepresidente exigió en el acto de clausura de la Cumbre de los Pueblos, que se derogue la orden ejecutiva del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la que se cataloga a Venezuela como una amenaza contra el pueblo estadounidense.

También denunció que en Venezuela la burguesía emprende una feroz guerra económica en contra del pueblo venezolano.

Expresó que los pueblos de América Latina necesitan un programa de objetivos en común, «una agenda común de lucha, de victoria popular» y, además invitó a Europa a «aprender del modelo venezolano».

El vicepresidente agradeció el apoyo recibido por parte de Brasil, Bolivia, Ecuador, Argentina y San Vicente y las Granadinas, quienes pidieron la derogación del decreto impuesto por Estados Unidos a Venezuela.

UE toma nota

Por su parte la Unión Europea «tomó nota» de la condena de los países de la Celac a las sanciones estadounidenses contra Venezuela, en la declaración final de la cumbre entre ambos bloques.

El texto se limita a «tomar nota» de una declaración del 29 de enero, en la que los países de la Celac condenaron las sanciones estadounidenses al país.

En el documento de la declaración final también se felicita del diálogo en curso entre Cuba y Estados Unidos y pide el fin del embargo a la isla comunista.

«Esperamos que se tomen todos los pasos necesarios hacia un rápido final del embargo» estadounidense contra Cuba, indica el texto.

«Reafirmamos nuestras bien conocidas posiciones de rechazo a las medidas coercitivas de carácter unilateral contra Cuba así como la aplicación de las disposiciones extraterritoriales de la ley Helms-Burton».

La declaración final tras la cumbre de la UE y los países de la Celac destaca que estas medidas «han provocado consecuencias humanitarias indebidas en el pueblo cubano y están dañado el desarrollo legítimo de las relaciones económicas de Cuba con la Unión Europea y otros países.

Además del rechazo al decreto de EE UU que declara a Venezuela como una amenaza y el restablecimiento de relaciones entre EE UU y Cuba, otros de los acuerdos logrados en la cumbre se refieren: Cambio climático, migración e integración, educación, comercio para el desarrollo protegiendo las economías, acompañamiento a Argentina mientras cancela su deuda a los fondos buitre, acompañamiento del proceso de paz en Colombia, Perú y Colombia firman excepción de visados con la Unión Europea, Celac y UE acordaron aumentar la cooperación.

Cooperación

Durante la II cumbre Celac-UE, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, miembros del Consejo Europeo, expresaron la importancia de reforzar y mantener las relaciones de cooperación con América Latina y el Caribe, a través de una alianza de iguales sobre la base del beneficio y respeto mutuo.

Además, Federica Mogherini, alta representante y vicepresidenta de la Comisión Europea, declaró que la Unión Europea aportará 230 millones de euros a América Latina para impulsar proyectos de desarrollo sostenible en la región.

Comente