Aprender tareas diarias ayuda a los niños con autismo a un mejor desarrollo como adultos

1613_20A-JU
21 de mayo, 2015 - 3:46 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Cortesía Maternidadfacil.com

Enseñar a los niños con autismo a desempeñar actividades básicas del hogar resulta en individuos más preparados para enfrentar el mundo adulto

Recientes investigaciones han arrojado que los niños con autismo que desarrollan una alta capacidad para llevar a cabo tareas diarias como ducharse, cepillarse los dientes, limpiar y cocinar, tienen mayores probabilidades de encontrar un empleo y ser adultos independientes.

El poder llevar a cabo estas actividades de cuidado personal, parece ser un predictor importante de tener éxito en la búsqueda de empleo, más allá del nivel intelectual o la severidad de los síntomas del individuo.

«Lo que se sabe hoy en día acerca de la vida adulta de las personas con autismo no es muy positivo con relación a tener una vida independiente y un empleo», indicó la autora del estudio Linda Klinger, profesora Asociada al Departamento de Psiquiatría del programa TEACCH de la Universidad de North Carolina.

«Pero lo que sí arroja datos esperanzadores es que hemos encontrado que entre aquellos adultos que fueron diagnosticados cuando niños, el mayor predictor de sus posibilidades de conseguir un empleo al llegar a la edad adulta es tener una buena capacidad de proveerse a sí mismos de cuidados personales básicos. Aunque no es posible cambiar el funcionamiento intelectual de la persona, y es muy difícil cambiar la severidad de los síntomas, estas habilidades son algo muy práctico que podemos enseñar a los niños para tratar de mejorar sus prospectos de vida como adultos».

El estudio

Para llegar a estas conclusiones, el equipo que ha llevado a cabo el estudio entrevistó a 81 adultos con autismo con edades entre 21 y 64 años.  Todos habían sido diagnosticados entre los 21 meses y los 17 años de edad. Según los investigadores, la mayoría se consideraban ubicados en los niveles «moderado a severo» dentro del espectro del autismo.

Los resultados del estudio revelaron que el 43% de los entrevistados tenía un empleo, y luego de considerar la severidad de sus síntomas y sus habilidades de comunicación, se descubrió que el factor más importante que compartían era el hecho de tener la capacidad de desempeñar actividades de cuidado personal.

Específicamente aquellos con esta capacidad tenían más probabilidades no solo de obtener un empleo sino de mantenerlo, también eran más propensos a trabajar más horas. Estas capacidades de cuidado personal resultaron ser un factor crítico tanto en la niñez como en la adultez, con una mayor probabilidad de tener una vida laboral para aquellos que habían comenzado a aprender estas tareas cuando eran niños.

Estos resultados demuestran la importancia de enseñar habilidades básicas de uso cotidiano en el hogar a los niños con autismo, aunque en ningún momento se pretende señalar a los padres que no han aplicado esta estrategia.

Lo más importante a destacar es que, junto con las terapias de aprendizaje y de comunicación, enseñar a los niños con autismo a desempeñar actividades básicas del hogar como lavar platos, cocinar, limpiar, o ducharse solos, resulta en individuos más preparados para enfrentar el mundo adulto con mayor independencia y seguridad.

Lea más en www.maternidadfacil.com.

Siete hábitos saludables para los niños

Los hábitos saludables en los niños deben ser inculcados desde que son muy pequeños. Un estilo de vida saludable incluye una alimentación sana, ejercicio físico e higiene personal.

Es esencial predicar con el ejemplo si quiere que su hijo sea un niño sano. Si adquieren hábitos saludables cuando son pequeños, estos posiblemente le acompañen el resto de su vida. Es la mejor herencia que puede dejarle a su hijo.

Algunos de los hábitos que se deben incluir en la rutina diaria de los niños son los siguientes:

– Alimentación sana y equilibrada

La alimentación es esencial en el desarrollo y crecimiento de cualquier niño. Para que la alimentación sea saludable, es necesario llevar una dieta equilibrada y sana, incluyendo productos de todos los grupos de alimentos.
Algunos de los aspectos más importantes de una alimentación saludable son el control de las porciones y la reducción de la cantidad de grasa que consume el niño. Es esencial controlar estos dos puntos para prevenir la obesidad o sobrepeso en los niños.

– Ejercicio físico

El ejercicio físico debe estar presente en la rutina diaria del niño. Los niños que practican deporte de forma regular tienen menor probabilidad de padecer ciertos problemas de salud y mayor probabilidad de continuar haciendo deporte en su vida adulta.

Datos alarmantes: Cuando ambos padres son obesos, los niños tienen un 80% de probabilidad de ser obesos.

La inactividad física ocupa el cuarto lugar entre los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial.
Aproximadamente 3,2 millones de personas mueren cada año debido a la inactividad física.

-Beber mucha agua

Beber agua es necesario para eliminar toxinas e hidratar todos los órganos del cuerpo. El agua debe ser la bebida principal de toda la familia en cada comida.

Por lo general, durante los primeros meses de vida y durante la lactancia, los bebés no necesitan beber agua, salvo cuando hace mucho calor o tienen diarrea o fiebre. Pero a medida que los niños van creciendo se debe ir aumentando la ingesta de agua.

– Jugar más y ver menos televisión

Los niños deben permanecer activos y evitar pasar muchas horas delante de la televisión u ordenador. Si es necesario se deben poner horarios y el tiempo total no debe exceder de las dos horas diarias.

Según la Clínica Mayo, los niños que ven la televisión durante muchas horas tienen un mayor riesgo de sufrir algunas complicaciones, entre las que se incluyen: Bajo rendimiento escolar, problemas de conducta incluyendo problemas emocionales, sociales y trastornos de atención; obesidad o sobrepeso, sueño irregular.

– Higiene dental

La higiene dental es uno de los hábitos que se deben inculcar desde que son muy pequeños. Es cierto, que con frecuencia es el más complicado, pero hay que hacerles entender la importancia que tiene cepillar los dientes de forma correcta.

Debe acudir al dentista de forma periódica y describirle el trabajo del especialista de forma que lo pueda entender y lo tranquilice, ya que muchos niños le tienen miedo al dentista.

– Horas de sueño

Dormir es tan importante como la nutrición en el desarrollo y crecimiento del niño. Es esencial establecer unos horarios para ir a la cama. Hay que tener en cuenta que los niños son diferentes y puede que algunos no necesiten tantas horas de sueño.

Las horas de sueño también varían con la edad del niño: Niños de 1-2 años duermen entre 10 y 12 horas durante la noche y unas 3 horas por el día (siesta). Niños de 3-6 años duermen unas 10 horas por la noche y suelen suprimir las siestas durante el día.

– Manos limpias

Unas manos limpias reducen hasta el 50% el riesgo de contraer enfermedades como resfriados, gripes y otras infecciones.

Los niños juegan y tocan todo, por eso es necesario que se les enseñe a lavarse las manos después de jugar, cuando estornudan, antes y después de comer, cuando van al baño o cuando acarician un animal. Incluso desde que son bebés pueden aprender este hábito sólo viendo a sus padres lavarse las manos.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente