A Serra lo vendió su jefe de escoltas

1407_Pricipal_01
16 de octubre, 2014 - 2:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AVN

El presidente Nicolás Maduro reveló ayer detalles de la investigación sobre el homicidio del diputado Robert Serra y presentó un video de seguridad donde se vio la llegada de los asesinos a la casa del diputado. Un hombre de apellidos Padilla Leive, alias «El Colombia», encabezó la operación en la que estuvo involucrado el propio jefe de los guardaespaldas del parlamentario, de apellidos Torres Camacho.

Caracas — Este miércoles, pasadas las 5:00 de la tarde, el presidente de la república, Nicolás Maduro, se dirigió al país desde el Palacio de Miraflores para ofrecer detalles sobre el asesinato del diputado Robert Serra, perpetrado el pasado 1 de octubre en su casa en La Pastora, Caracas.

Afirmó: «Desde el primer momento en que sucedió tuvimos conocimiento y certeza de quiénes eran sus criminales, cuántos eran y con el pasar de los días hemos aclarado el panorama hora tras hora».

Detalló el mandatario: «El asesinato fue planificado durante más de tres meses por un paramilitar colombiano que está por identificar, que dirigió todo el proceso del crimen, utilizó una banda dirigida por otro maleante asesino, de apellido Padilla Leiva, alias ‹El Colombia›, el mismo nombre de la banda, está plenamente identificado. Fue contratado directamente y dirigió toda la precisión del crimen, quien ejecutó la matanza junto a otros», añadió que este recibió una cuantiosa suma de dinero en efectivo, sin embargo, la cifra no fue divulgada.

Asimismo señaló: «Un crimen que sin lugar a dudas ha marcado y ha conmovido a la sociedad venezolana, ha tratado de ser manipulado por mil formas, yo lo dije, para desfigurar las investigaciones, imponer por vías nacionales versiones que ya estaban preparadas y formaban parte del crimen, y para tratar de asesinar moralmente como ya lo han hecho con otros compañeros, como hicieron con Danilo Ánderson luego de asesinarlo físicamente».

Fueron ocho participantes

En este sentido, fue transmitido un video cuya extensión es de 11 minutos que pertenecía a las cámaras de seguridad de la casa del diputado cuya memoria fue recuperada por funcionarios especializados. En él se pudo observar, a Torres Camacho —jefe de guardaespaldas de Serra conocido como «El Poli»— y «El Colombia» fueron los primeros en entrar a la casa del diputado y llegaron a bordo de una motocicleta y vestidos de blanco. Posteriormente, ingresan en la residencia Fariñes Palomino alías «El Eme», Carlos García Martínez, alias el «Tintin»,  Jhony José Padilla, alias «El oreja» —junto con Padilla Leiva de origen colombiano—y Daniel Enrique Salina Quevedo. Los últimos se llevaron dos maletines —se presume que en él sacaron de la casa las computadoras para neutralizar el sistema de seguridad—. Torres Camacho habría sido quien vendió a Serra a los paramilitares.

«El Colombia pasó adelante y neutralizó a María (…) Y luego sube y amordaza a Serra, y con un punzón lo ataca, y nos vamos cuando lo ve herido de muerte», dijo «Tintín» en la confesión difundida posteriormente.

Hasta el momento hay dos detenidos con medida privativa de libertad Edwin Torres Camacho y Carlos García, de los ocho implicados en el homicidio. Los demás serán solicitados a la Interpol con una alerta roja para activar la búsqueda internacional. —Seis mencionados previamente que ingresaron a la casa y dos que se encontraban en dos vehículos—. Por su parte, Antonio Gabriel Vegas Hernández, alias «El Tony» también está solicitado.

Ante esto, el dignatario sentenció: «Tengan la absoluta seguridad de que llegaremos a los autores intelectuales» del asesinato de Serra».

Grupos paramilitares

El presidente denunció la existencia de grupos terroristas vinculados al senador y expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez en territorio venezolano. «Ustedes no saben cuántos eventos y acciones terroristas hemos logrado detener capturando a los responsables, como sucedió dos días antes del asesinato de nuestro joven mártir Robert Serra, que capturamos a 3 grupos diferentes que iban a poner bombas en Caracas. Precisamente en esos días, el 25 de mayo».

A la par que expresó que Lorent Gómez Saleh es un «joven terrorista, fanático» que forma parte de una «red terrorista» que milita «con la derecha venezolana y está vinculada a la oposición venezolana».

Los antecedentes

En otro video presentado, se mostraron las manifestaciones estudiantiles de febrero y marzo de 2014 en el país, el asesinato, en abril de 2014, del presidente del Concejo Municipal de Caracas, Eliézer Otaiza; momento en el cual el jefe de Estado sentenció: «Nos falta una pieza para revelarla, ojalá la encontremos». Aunque Maduro, destacó que no hay elementos que unan los casos de Otaiza y Serra. También se mostró un documento presentado el 25 de mayo de 2014 del intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro, por parte de líderes opositores entre los que se encontraban María Machado y  el exgobernador Henrique Salas Römer, así como las declaraciones del diputado por Proyecto Venezuela, Carlos Berrizbeitia, quien dijo en la Asamblea Nacional que este gobierno tenía «sus días contados», entre otros hechos relacionados, según el presidente Maduro, con un complot contra la Revolución Bolivariana.

Maduro informó que la semana que viene va facilitar al Gobierno de Estados Unidos documentos que comprometen a grupos en Miami. «Voy a presentar pruebas de los grupos terroristas de Miami que tienen relación con grupos terroristas del país». Y Agradeció al secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, por ser tan enfático y por la solidaridad ofrecida.

Otros casos

Además, recordó que el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, presentó pruebas de que a él querían asesinarlo. «Sobre eso se ha abierto una investigación y un juicio. Estaban identificados factores de la ultraderecha venezolana que conspiran desde el exterior y que han entrado en fase de locura extremista».

Agregó que el pasado sábado 4 de octubre «intentaron asesinar» al presidente de la Asamblea Nacional (AN) Diosdado Cabello Rondón e indicó que «meses antes» del asesinato del diputado Robert Serra, un francotirador intentó asesinar al ministro de Educación, Héctor Rodríguez, «en el lugar de residencia donde él vivía junto a su esposa y su niño de tres años».

Por tal motivo, adelantó que se creará un Sistema Popular para la protección de la Paz. Por último invitó a los ciudadanos a marchar el sábado por la paz en el país.

 

Comente