Denunciaron que garantizan este en el centro del país, mientras se deja al sur occidente fuera

Declararon hora cero en Táchira ante la crisis de combustible a nivel nacional

LAIDY-GOMEZ
22 de mayo, 2019 - 2:28 pm
Agencia

El Gobierno regional, sectores productivos, agrícolas, comerciantes e industriales de la región declararon una alerta ante la grave situación que ha traído la escasez de combustible.

La hora cero llegó el estado Táchira, frontera con Colombia, luego de la crisis que enfrenta el país por falta de combustible desde hace varias semanas; anunció la gobernadora de la entidad, Laidy Gómez, en compañía de representantes de los sectores productivos de la región.

Gómez señaló que el 60% de la producción en la región está paralizada por la falta de gasolina, situación que agrava la distribución de carnes, verduras, frutas y hortalizas en el país.

Denunció que se observa con preocupación cómo se garantiza el combustible al centro del país, mientras se deja al sur occidente en medio de lo que calificó de catástrofe colectiva.

“¿Qué sentido tiene aumentar la distribución de gasolina en el centro del país, sí la producción agropecuaria que consume Venezuela sale de aquí?, les recuerdo que el Táchira representa más del 38.6% del consumo nacional y sumando a Barinas y Trujillo se llega al 60 por ciento”, explicó Laidy Gómez.

Las pérdidas por la falta de gasolina han sido incalculables, no existe movilización de ganado, las industrias de lácteos están quebrando; las frutas, hortalizas y verduras se están dañando por falta de combustible para su movilización, agregó.

Hay deficiencias en el sector salud, la gobernadora alertó: “No se le da prioridad ni a los médicos ni a las ambulancias para surtir de gasolina, aunado a que las plantas eléctricas de los hospitales y ambulatorios se están quedando sin gasoil y no están llegando las medicinas que vienen de Barinas para la red ambulatoria y hospitalaria pública del Táchira”.

Las jornadas de atención médica que constantemente realizaba la Gobernación del Táchira fueron suspendidas por falta de combustible, dejando así sin asistencia social a los tachirenses que no tienen ni para comprar la pastilla para la tensión arterial.

“El comercio del Táchira está cerrado, todas las santamarías están abajo porque los trabajadores no tienen posibilidad de llegar a sus sitios de trabajo y los comerciantes no pueden traer mercancía”, añadió.
Gasolina a precio internacional

En el Táchira se está pagando la gasolina a precio del Norte de Santander de Colombia, -dijo la mandataria local- ya que ante la necesidad, el tachirense está comprando la pimpina de combustible de 20 litros hasta en 60 mil pesos -lo equivalente a $20 o Bs 120.000- para así poder mantener plantas eléctricas operativas, sobre todo para conservar las industrias básicas de lácteos y carnes.

“Resulta más económico comprar el combustible de Colombia debido a que el régimen no tiene la capacidad de garantizar a los tachirenses su demanda del hidrocarburo, para sostener las actividades propias de un estado productor y trabajador; y lo peor es que el combustible nacional que viene del centro está siendo especulado a precios mucho más elevados”, sentenció la mandataria regional.

Dijo que los operadores políticos del régimen manifestaron que en 72 horas solventaban la situación, sin embargo transcurren los días y sigue incrementándose el caos.

“Desde Caracas se sigue afectando la calidad de vida del venezolano, arrojándolo a dormir en las aceras y pasar días en una cola para poder surtir de combustible”.

 

Hambruna

Por su parte los ganaderos tachirenses, se declararon en emergencia y advierten que de continuar la actual situación, pronto vendrá una hambruna, dijo Leonardo Figueroa, presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira (Asogata), quien fue apoyado por los representantes de Fedecámaras, Cámara de Comercio, Nestlé, Asociación de Avicultores, Porcicultores, Asociación venezolana de leche y carne; ferieros, transporte público y taxistas.

El representante del sector avícola, Rafael Moreno, detalló que aproximadamente 120 granjas que operaban en el Táchira están cerradas y la poca producción la sacan sin que la venta se pueda dar en los mercados ordinarios al alcance de los consumidores.

La crisis no es solo energética, sino económica, educativa y comunicacional por la falla de las plataformas de internet y telefonía, añadió Pietro Ceniccola, presidente de la Asociación de Comerciantes del Estado (Aceta).

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente