Seis comunidades de San Francisco hundidas en aguas negras

1164_2C copy
7 de febrero, 2014 - 2:54 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Miguel Romero

San Francisco — Entre ríos de cloacas viven los habitantes de las comunidades de Campo Alegre, Mi Esperanza, José León Mijares, 28 de Diciembre y 24 de Julio, de la parroquia Domitila Flores del municipio San Francisco.

Cansados, es la palabra que más expresan los afectados, como Jesús Fuenmayor, vocero del consejo comunal de Campo Alegre, quien detalló que hace más de dos meses vienen padeciendo la desidia gubernamental, al no recibir respuestas ante el grave problema que afecta a más de 2.000 familias de la zona.

Aseguró que se han dirigido en reiteradas oportunidades a la sede de Hidrolago y solo han enviado un camión de achique para paliar la situación. Según los vecinos el  problema radica en una de las alcantarillas de aguas negras que colapsó por la cantidad de aguas negras que salen de los hoteles de paso, ubicados en las adyacencias del kilómetro 8½ de la carretera a Perijá.


Prolifera el dengue

Los zancudos son asiduos visitantes de estos sectores, pues las putrefactas aguas son focos para proliferarse. Y es que las enfermedades están a flor de piel, decenas de niños han sido diagnosticados con dengue, otros con dificultades respiratorias, infecciones en la piel, vómitos, diarrea, entre otras dolencias.

La señora Daysi López reside en la casa 49-H de Campo Alegre, su hijo de 8 años padece de dengue desde hace una semana. La ama de casa reclama a la Alcaldía y a los concejales municipales que se avoquen a la crisis que viven y que pone en riesgo la vida y la salud de los más pequeños.

Abuelos afectados

En la zona funciona el comedor comunitario Negra Hipólita, el cual alberga en las horas de la comida a madres solteras, niños y ancianos que no tienen sustento, a la fecha ha disminuido en 70% la asistencia pues justo frente al lugar se encuentra una de los charcos nauseabundos y es imposible trabajar y mucho menos comer.

Orlando Ferrer, encargado del comedor, pide al alcalde Omar Prieto se apersone al lugar y constate la gravedad y vea que no se trata de politizar, sino de caridad y asistencia al más necesitado.
Gobernación limpia el odio con amor y pintura

 

Comente