Barrio El Golfito cumple 30 años

1277_principal_01
8 de junio, 2014 - 11:44 am
Redacción Diario Qué Pasa

Cabimas — El barrio El Golfito de la parroquia Ambrosio del municipio Cabimas, estado Zulia celebra hoy sus 30 años de fundación. Como la mayoría de las comunidades populares del occidente del país, el grueso de sus habitantes proviene del ciclo de migraciones campo-ciudad que se produjo en el país con la economía rentista y petrolera del siglo XX.

Mucho calor de pueblo, mucha tentativa endógena de organizar al barrio y sus siete zonas y, especialmente, mucha resistencia cultural, comunal y política frente al atropello de los derechos humanos se recoge en los 30 años de callejones y escaleras del barrio El Golfito, inicia su historia un 8 de junio de 1984, cuando más de 60 personas de diferentes estados y localidades de Venezuela vinieran a invadir estos terrenos abandonados para construir sus viviendas.

Durante años esta extensión de tierras ubicada detrás del Hospital Adolfo D´Ampeire estuvo abandonada, era el vertedero de basura de las comunidades vecinas, también fue utilizado como centro de torturas y ajusticiamiento por los cuerpos de seguridad represivos, para ese entonces era una jungla, donde acudían los más jóvenes para practicar la cacería de iguanas y tortolitas; durante la época de operaciones petroleras de la Shell y la Creole Oil Compani fue un campo de golf exclusivo para los jefes norteamericanos de esas empresas, del campo de golf deriva su nombre, El Golfito.

Edwin Martínez, uno de los fundadores, comenta que la historia del barrio proviene de las luchas populares caracterizadas por la oposición feroz de los dueños del capital económico de la zona y sus políticos tarificados, «esto los llevó primero a criminalizarnos de comunistas, porque en aquellos tiempos ser militante de izquierda era señalado con el dedo acusador de antisocial, luego la ola represiva fue atenuada muchas veces entonando las gloriosas notas de nuestro Himno Nacional, hasta el día que salieron «las abejas al rescate», que anécdota esos días de lucha con las abejas que nos ayudaron a salir y rescatar estos espacios de un pueblo noble, humilde y desarmado que solo reclamaba un espacio para vivir con dignidad, allí dos hombres con grandes cualidades caritativas plasmaron su imagen, Luis Hómez y Gastón Guisandes», refiere Martínez.

Escudo de batalla

Armando Cañizales, apodado cariñosamente «El Macho Criollo», fundador de la barriada, recordó con nostalgia esos días de batallas y lucha para lograr que más de 60 personas tuvieran un terreno digno para construir su vivienda con recursos propios, «nuestro escudo de batalla fueron las abejas africanas, no sé, sería destino de Dios, pero cada vez que la fuerza policial venían a sacarnos, las abejas iban hacia ellos y se retiraban. Tres veces nos intentaron sacar, se logró la adquisición de este barrio que se encuentra consolidado en todos sus sentidos, fuimos llamados por el comandante de la policía en la COL bandidos, gerrilleros urbanos y maleantes. Personas como Gastón Guisandes, Douglas Querales, quien fue preso por defender nuestros derechos, Onésimo Caldera, Delia Callejas, Luis Hómez, Teorgido Rincón, Ada de Sánchez, el juez Rensy Schmilinsky, Alonso Díaz, el coronel Francisco Belisario  Landis, entre muchos más que se me escapan, lograron que el gobernador para ese entonces nos otorgaran estas tierras», dice Cañizales.

También evoca Elín Román, «recuerdo una vez que vino la Policía de Santa Rita, y el único que la enfrentó fue Gastón Guisandes, quien no permitió el acceso a los policía donde estábamos, era un luchador social junto con Luis Hómez y Douglas Querales, la segunda vez que vinieron  a sacarnos, me subí en una mata de cují agarre una colmena de abejas y se las lance, esos corrieron hasta decir basta».

Karelis Gonzales, de 41 años, quien llegó con su familia desde Valencia, recordó los momentos de reyerta en la calle para poder obtener un terreno «mis padres perdieron su casa en Valencia por un incendio, consiguió trabajo aquí y durante tres meses de lucha y protestas ante el Consejo de Bolívar ubicado en Santa Rita, logramos que nos cedieran estas 14 hectáreas gracias a Eliseo Bolívar, Nereida de Caldera, Alirio Barreto, Lourdes de Alvarado, Armando Cañizales «El Macho Criollo», Elsi Medina, Antonio Materán, Ingri Rosillon, Elías Ponzón, Josefina de Sánchez y Marcos Oberto.

Por su parte, Onésimo Caldera, líder fundador del barrio, recuerda como paladines opositores en ese entonces, querían quedarse con las 14 hectáreas para comercializarlas, «fueron tres veces que nos quisieron sacar, la tercera fue la vencida, cuando Gastón Guisandes junto a Luis Hómez enfrentaron a la policía del Concejo Municipal de Bolívar ubicado en Santa Rita. La abogada Dimas Dimaure, la cual era la presidenta del Concejo junto a Atilio Fossi, querían los terrenos para venderlos a los ricachones de la época, pero aquí se impuso un pueblo, miles de cantautores como el hermano de Alí Primera que vinieron a cantar a los niños de la época, aquí George Padrón, Dolores Vargas, Cira Escandela entre otros, fuimos a batallar hacia Santa Rita con pancartas y consignas, no lograron su objetivo y hoy gracias a Dios y a las abejas, tenemos nuestro barrio consolidado», dijo Caldera.

Consolidado

Cuenta Alcira Gélvez, una de las fundadoras, que actualmente El Golfito tiene siete sectores: 9, 8, 0, 7, 6, 2 y 1, «las calles principales son Urdaneta, San Martin, Los Ruices, El Libertador, Los Rosales, Ricaurte, Miranda, Luis Hómez, Bernardo Bracho, Las Flores, Ana María Campos, Ezequiel Zamora, entre muchas más, todas asfaltadas y consolidadas, tenemos un polideportivo en construcción, dos carnicerías, tres panaderías, agua por tubería, gases, electrificación, contamos con dos CDI de Barrio Adentro, un estadio Nido de Los Pájaros, canchas de usos múltiples, dos escuelas públicas, un kínder, sistema de bombeo, podemos decir que el barrio es el más consolidado del estado Zulia y todo por nuestra propia gestión», resaltó Gélvez.

Nereida de Caldera recordó con nostalgia cuando los primeros días agarraban agua desde las calderas de vapor del Hospital de Cabimas, «nos íbamos en la madrugada y los gatos nos asustaban, hacíamos cola de uno en uno para que los vigilantes del centro asistencial no nos vieran, fueron meses de lucha, gracias a las abejas tenemos barrio pa′ rato», exclamó Nereida.

Actos

Douglas Querales también líder fundador del barrio, informa sobre una serie de actividades que se han ido desarrollando en el marco del aniversario entre ellos la trasmisión del noticiero Tribuna de Libertad en vivo con la comunidad el pasado lunes, se dictaron talleres por el Consejo de Protección del Niño, Niña y Adolescente (CMNNAC) para los jóvenes del sector, se realizó una jornada el pasado jueves de limpieza  en todo el barrio, entre otros más.

Hoy domingo a las ocho de la mañana se tiene previsto una misa de acción de gracia por el trigésimo aniversario del barrio El Golfito oficializada por el padre Jorge Rincón y a las diez de la mañana se efectuará una sección solemne en la Cámara Municipal de Cabimas, su orador de orden el doctor Douglas Querales.

Edwin Martínez, fundador: «Nos querían sacar para vender los terrenos».

Armando Cañizales«El Macho Criollo»: «Esto es lo mejor del mundo El Golfito».

Elín Román: «Cuando llegué al sector no podía comer carne, gracias a las abejas».

Karelis Gonzales, de 41 años, quien llegó con su familia desde Valencia.

Onésimo Caldera, líder fundador del barrio: «Aquí se impuso un pueblo».

Alcira Gélvez, una de las fundadoras: «El barrio está consolidado en un 100%».

Nereida de Caldera, fue integrante de la primera directiva de El Golfito.

Douglas Querales: «Fue una gran batalla rescatar estos terrenos».

Héber Amaya: «Estuve desde la invasión del 84».

Fotos: Nervin Torres

 

Comente