Tripulante del Costa Concordia confesó que la obligaron a mentir

qpplaceholder
26 de noviembre, 2013 - 3:50 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Roma.- Una de las ayudantes del director del siniestrado crucero Costa Concordia, la peruana Jacqueline Elisabeth Abad Quine, aseguró ayer entre lágrimas que recibió las órdenes de comunicar a los pasajeros que todo estaba bajo control, al testificar en el proceso contra el capitán Francesco Schettino.

La peruana hizo estas declaraciones durante una nueva audiencia en Grossetto (centro de Italia) del juicio contra Schettino, en el que se le acusa del naufragio del Concordia el 13 de enero de 2012 en el que perdieron la vida 32 personas, entre ellas dos peruanos y un español. «Me ordenaron que dijera a los pasajeros que había habido un apagón eléctrico y que debían volver a las cabinas. Los pasajeros estaban asustados y querían subir en los botes salvavidas, pero nosotros no podíamos ayudarles porque se nos había ordenado lo contrario», testificó.

Comente