Tragedia en ferrocarril de Nueva York

1101_4_01
2 de diciembre, 2013 - 11:24 am
Redacción Diario Qué Pasa

Por lo menos cuatro personas murieron al descarrilar este domingo un tren de pasajeros de la compañía Metro North Railroad en la estación de Spuyten Duyvil, en el Bronx de Nueva York, dijo una fuente policial próxima a la investigación.

El tren descarriló en una larga curva a las 7:20 de la mañana en Nueva York a unos 30 metros de la estación de Spuyten Duyvil, dijo Aaron Donovan, portavoz de la línea Metro North, que es una filial de la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York.

El tren procedía de la ciudad de Poughkeepsie (estado de Nueva York) y debía llegar a la estación Grand Central un poco antes de las 8:00 horas locales.

El servicio de la línea Hudson está suspendido al sur de Croton-Harmon debido al accidente, según la empresa ferroviaria.

Un portavoz de los bomberos de la ciudad dijo que muchas personas resultaron heridas y agregó que algunas víctimas habían sido transportadas a hospitales locales.

No estaba claro si los vagones estaban llenos de gente cuando se produjo el suceso. Los equipos de emergencia, entre ellos más de 100 bomberos se trasladaron al lugar del accidente donde numerosas personas fueron atendidas, en el norte de Manhattan, en el sector de Palisade Avenue, próxima a la estación Spuyten Duyvil, cerca del río Hudson.

También se desplazó al lugar el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo. Las televisiones aéreas de la escena mostraban al menos cuatro de los ocho vagones en un lado, de cara a una colina muy cerca de Hudson, después de una larga curva de las vías.

Este fin de semana seguía a la fiesta tradicional de Acción de Gracias, que tuvo lugar el jueves en Estados Unidos, y con esta ocasión muchos estadounidenses viajaban para encontrarse con sus familias.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte (Ntsb) examina las causas de todos los accidentes de transporte en el país y se espera que inicie una investigación sobre este caso.

Fotos: AFP

Comente