Terror en París: más de 150 muertos en ataques terroristas

1788_19-A-1_01
14 de noviembre, 2015 - 12:26 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El último balance arrojaba al menos 120 personas muertos, pero la cifra podría superar las 150

Fotos: Agencias

Más de un centenar de fallecidos y decenas de heridos dejaron la noche de ayer una serie de atentados perpetrados en París. Las arremetidas ocurrieron en siete lugares, entre ellos un restaurante, en el teatro Le Bataclan, y en los alrededores del estadio de Francia. Estos hechos ocurren 10 meses después de los atentados yihadistas contra el semanario Charlie Hebdo y un supermercado en París. El presidente de Francia, François Hollande declaró guerra despiadada contra el terrorismo. El mundo entero se solidariza con el pueblo francés

París —
Por lo menos 120 personas murieron y decenas resultaron heridas en varios ataques terroristas coordinados en París ocurridos alrededor de las diez de la noche, según datos de la Prefectura de Policía, citados por varias agencias. Varios atacantes con fusiles de asalto protagonizaron al menos tres tiroteos en los distritos 10 y 11 de la capital.

El más grave se produjo en la conocida sala de conciertos Bataclan, situada en el número 50 de la Rue (vía) Voltaire, donde fallecieron al menos 100 personas, según fuentes policiales. A medianoche, el presidente François Hollande decretó el estado de emergencia en toda Francia y anunció el cierre de fronteras —poco después, el ministro de Exteriores informó de que los aviones y trenes seguirían operando— y la movilización de más fuerzas militares en el país, en torno a 1.500 soldados extra.

Según el primer balance proporcionado poco antes por la Prefectura de policía de París, tres personas murieron por explosiones en el sector del estadio de Francia, donde se llevaba a cabo un partido amistoso entre Francia y Alemania, y otras 15 en la sala de conciertos Le Bataclan, donde se suscitó una toma de rehenes.

El presidente francés François Hollande dejó el Stade de France, en donde asistía al partido entre Francia y Alemania, evacuado por su cordón de seguridad.

Una célula de crisis fue instalada en el ministerio del Interior alrededor del presidente Hollande, del Primer ministro Manuel Valls y ministro del Interior Bernard Cazeneuve, indicó el Ministerio del Interior.

Ataques «simultáneos»

Los ataques perpetrados se produjeron en varios lugares distintos, informó primeramente una fuente próxima a la investigación.

En Le Bataclan, donde los atacantes abrieron fuego contra la público al grito de «Alá Akbar» (Dios es grande), la policía lanzó el asalto poco después de medianoche.

Un kamikaze perpetró un ataque en el Stade de France,  mientras en la sala de conciertos Le Bataclan, se registraba la toma de rehenes.

En El equipo de Belle, un bar y restaurante, ubicado en la rue de Charonne, se registró un tiroteo en la terraza. También en la Rue de la Fontaine au Roi, otro tiroteo tuvo lugar, no lejos de la Plaza de la República. Mientras que en el restaurante  Le Carillon, también muy cerca de la Plaza de la República, se registró otro tiroteo.

Muchos equipos de rescate fueron desplegados, y se instalaron perímetros de seguridad.

Pasada la medianoche, Hollande se acercó hasta Le Bataclán, luego de realizarse el conteo de víctimas y asegurarse el área. Allí, el mandatario francés anunció una «guerra ‹despiadada› contra el terrorismo».

«Queremos estar aquí, entre los que vieron cosas atroces, para decirles que llevaremos a cabo la guerra, que será implacable», afirmó el jefe de Estado frente a la sala de conciertos Bataclan, donde los atacantes mataron a decenas de personas.

Entre los muertos figuran cuatro atacantes, de los cuales, tres habrían accionado cinturones con explosivos. Incluido uno que se hizo estallar cerca del Stade de France.

Represalias

Estos ataques ocurren diez meses después de los atentados yihadistas de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher en París, que causaron 17 muertos,  y a los que siguieron otros ataques o tentativas de ataques.

El último ocurrió el 21 de agosto en un tren de gran velocidad Thalys entre Bruselas y París.

Francia participa desde hace dos años en la coalición anti Estado Islámico (EI) en Irak pero empezó a bombardear al grupo yihadista en octubre.

El 5 de noviembre anunció que iba a desplegar de nuevo en diciembre su portaaviones «Charles de Gaulle» en el Golfo, una decisión que siguió al anuncio estadounidense de una próxima intensificación de los bombardeos en Siria.

En este contexto de «amenaza terrorista», París había decidido restablecer a partir de este viernes y durante un mes, los controles en las fronteras, con motivo de la conferencia de la ONU sobre el clima (COP21) que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

Este ataque podría sumarse a la represalia yijadista emprendida por el EI contra occidente, tal como ocurriera el pasado 31 de octubre en Egipto, cuando fue derribado un Airbus A321, con 224 personas a bordo, que cubría la ruta Sharm el-Sheij (Egipto)-San Petersburgo (Rusia). El EI se adjudicó el ataque contra la aeronave rusa, en represalia por su intervención en las acciones emprendidas por el grupo terrorista.

Pesadilla hecha realidad

Durante las últimas semanas, responsables y expertos había advertido que atentados islamistas de envergadura sin precedentes se estaban preparando contra Francia y que impedirlos sería casi imposible.

«El termómetro ha subido. Hoy (los yihadistas) buscan acciones prolongadas, para que los medios las difundan en directo y les den un máximo de publicidad», confiaba ayer a la AFP un alto responsable francés de la lucha antiterrorista que solicitó el anonimato. «Tememos ataques prolongados, con kalashnikov», acotó.

En el Stade de France, los espectadores saltaron al campo mientras eran desalojados

Este ha sido el peor atentado sufrido por la capital francesa en los últimos años

Reacciones Internacionales

Benjamín Netanyahu

«Israel está codo a codo con el presidente François Hollande y con el pueblo francés en la guerra conjunta contra el terrorismo», indicó el líder israelí, quien dio su pésame, en nombre del pueblo israelí.

Ángela Merkel

«Estoy muy conmocionada por las informaciones e imágenes que nos llegan de París. En estos momentos, mis pensamientos van hacia las víctimas de estos ataques evidentemente terroristas, para sus allegados y para todos los habitantes de París».

Vladimir Putin

Vladimir Putin, expresó su pésame y la solidaridad de Rusia al presidente y al conjunto del pueblo francés, así como su disposición a ayudar en la investigación de estos «crímenes terroristas».

Barak Obama

París «representa los valores atemporales del progreso humano. Aquéllos que piensan que pueden aterrorizar a los franceses, a los valores que representan están equivocados», añadió dispuesto a ayudar a «su más antiguo aliado».

Recep Tayyip Erdogan

El presidente turco dio su «más sentido pésame» a Francia, y reclamó «un consenso de la comunidad internacional contra el terrorismo».  «El blanco de los atroces ataques en París es toda la Humanidad».


David Cameron

«Estoy consternado por los hechos de esta noche en París. Nuestros pensamientos y oraciones están dirigidos a los franceses. Haremos lo que podamos para ayudar», dijo el primer ministro británico.

Comente