Teherán acepta detener todo enriquecimiento de uranio por encima del 5%

1095_65_01
26 de noviembre, 2013 - 2:27 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Berlín.- La canciller alemana, Angela Merkel, considera que el acuerdo nuclear alcanzado en Ginebra por el Grupo 5+1 e Irán es «un importante primer paso» y confía en que en los próximos meses se avance hacia una solución global.

En rueda de prensa en Berlín, el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, destacó la necesidad de que Teherán aplique los acuerdos y «elimine todas las dudas» de la comunidad internacional sobre su programa nuclear.

Seibert mostró la comprensión del Gobierno alemán ante la preocupación de Israel, por lo que insistió en la importancia de que se den nuevos pasos en los próximos meses.

«Punto de inflexión»

Sobre los contactos secretos que EE.UU e Irán han mantenido durante meses para posibilitar el acuerdo, un portavoz del Ministerio de Exteriores subrayó la importancia de los contactos bilaterales con Teherán, que Berlín también ha mantenido.

Esos contactos, subrayó el portavoz, han permitido que tras diez años de parálisis se alcanzara este fin de semana un «punto de inflexión» en las negociaciones.

La Cancillería agradeció el trabajo realizado por el jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, quien participó en las negociaciones de Ginebra como ministro en funciones, ya que todavía no se ha formado el nuevo Gobierno alemán.

Principales puntos del acuerdo

– Irán acepta detener todo «enriquecimiento [de uranio] por encima del 5%, y desmantelar las conexiones técnicas necesarias para enriquecer por encima del 5%».

– Irán se compromete a neutralizar su stock de uranio enriquecido en torno al 20%, diluyéndolo.

– Irán no fabricará nuevas centrifugadoras para enriquecer uranio, y detendrá el proceso de activación del reactor de agua pesada de Arak, que en un principio debía producir plutonio.

– Irán «no construirá una instalación capaz de reprocesar. Sin el reprocesamiento, Irán no puede separar el plutonio del combustible utilizado».

– Irán autorizará inspecciones diarias por parte de expertos de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y facilitará información sobre su reactor de Arak.

– El grupo 5+1 establecerá «una comisión conjunta» con la AIEA, para vigilar el cumplimiento del acuerdo, incluyendo «la posible dimensión militar del programa nuclear de Irán y las actividades de Irán en Parchin», una base militar.

– A cambio, el grupo 5+1 concederá un alivio de las sanciones «limitado, temporal, enfocado y reversible», por un valor total de en torno a 7.000 millones de dólares.

– Durante seis meses, las potencias mundiales no impondrán sanciones a Teherán por su programa nuclear, si Irán respeta los compromisos del acuerdo.

– Las grandes potencias suspenden «ciertas sanciones sobre el oro y los metales preciosos, el sector automotor iraní, y las exportaciones petroquímicas de Irán, lo que podría aportarle a Irán ingresos por unos 1.500 millones de dólares».

– En los seis próximos meses se desbloquearán unos 4.200 millones de dólares de ventas de petróleo iraní, sometidas a sanciones.

– La mayor parte de las sanciones comerciales y financieras impuestas por Estados Unidos seguirán en vigor, al igual que todas las adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Comente