Sorpresas en Iowa: Trump perdió y Hilary casi no gana

1865_18-AAAAA-JM_02
3 de febrero, 2016 - 12:47 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Rubio fue la sorpresa de la noche

Foto: Agencias

Ted Cruz ganó el caucus republicano pero Marco Rubio, que salió tercero, obtuvo un porcentaje mayor al esperado y logró su «momentum»; Hillary Clinton pudo evitar una derrota como la de 2008

EE UU — A  simple vista, triunfaron Ted Cruz y, por menos de medio punto, Hillary Clinton. Pero en realidad ellos no fueron los únicos ganadores de los caucus (las asambleas electorales partidarias) del lunes en Iowa, que marcaron el comienzo de las primarias que definirán a los candidatos que competirán por la Casa Blanca, el próximo 8 de noviembre.

El gran vencedor del caucus con récord de participación fue, sin dudas, Ted Cruz. Según las encuestas, el senador ultraconservador de Texas llegaba al caucus seis puntos por debajo del 30% que auguraban para Donald Trump. Pero finalmente Cruz reunió el 27,7% de los votos, frente al 24,3% del magnate y el 23,1% del senador Marco Rubio.

Marco Rubio, el senador con raíces cubanas que representa al establishment de Washington y pasó a ser el candidato moderado del partido conservador, fue la mayor sorpresa de la noche, al quedar en tercer lugar, apenas un punto por debajo del popular Donald Trump.

Donald Trump, con su falta de experiencia y discurso políticamente incorrecto —especialmente duro contra los inmigrantes ilegales y los musulmanes— obtuvo un loable segundo puesto aunque él, confiado en las encuestas, estaba convencido de que saldría primero. Fue golpeado por una mejor organización de Cruz.

«La carrera demócrata tiene dos ganadores: Clinton logró una no derrota y Sanders fue impulsado por un gran número. O′Malley perdió», opinó el profesor de GWU sobre los resultados de la exprimera dama (49,9%) y del senador independiente de Vermont (49,6%), además del ahora excandidato.

El conservador Mike Huckabee y al demócrata Martin O′Malley, exgobernador de Maryland, tampoco les cayeron bien los resultados. Finalmente, ambos decidieron dar de bajas sus candidaturas, tras obtener el 1,8% entre los republicanos y el 0,6% entre los demócratas, respectivamente. Quien sigue en carrera todavía es el exgobernador de Virginia, Jim Gilmore, pese que solo obtuvo 12 votos de los conservadores, algo que le valió ni el 0,1% del total.

Comente