Situación de rehenes dejó cuatro muertos en Estados Unidos

Rehenes
11 de marzo, 2018 - 9:39 pm
Madelein Faría/ Con información de AFP

El atacante era un excombatiente con trastornos psicológicos a quien le pidieron retirarse del lugar donde se registró el tiroteo hace una semana

Foto: Agencias

EE UU — Un hombre armado y tres mujeres que habría tomado como rehenes fueron hallados muertos el viernes en una residencia de veteranos de guerra en California después de que la policía pusiese fin a un cerco de varias horas al lugar.

El asaltante atacó cerca de las 6:20 de la tarde del viernes el Hogar de Veteranos de California-Yountville, en el Valle de Napa, la mayor residencia de exmilitares de Estados Unidos que acoge a unas 1.000 personas.

«Poco después de las seis de la tarde, efectivos de las fuerzas de seguridad entraron en la habitación donde pensábamos que el sospechoso retenía a los rehenes y desafortunadamente hallaron a tres mujeres sin vida y a un sospecho de sexo masculino muerto», explicó en rueda de prensa el responsable policial Chris Childs.

Según Childs, un policía que había llegado primero al lugar protagonizó un tiroteo con el sospechoso.

Los medios de comunicación locales describieron a las tres víctimas como empleadas de The Pathway Home, un servicio de asistencia a veteranos que sufren estrés postraumático y que opera en las instalaciones de la residencia, estas fueron identificadas por las autoridades como Jennifer Golick, de 42 años, directora de la Clínica del Centro de Veteranos de Yountville, Christine Loeber, de 48 años, directora de Pathway Home y Jennifer González, 29 años, psicóloga del centro. No estaba claro por el momento si eran el blanco del ataque o habían sido elegidas al azar.

¿Desquiciado?

El atacante fue identificado como Albert Wong, tenía 36 años y era de Sacramento, aparentemente un veterano de guerra de que llevaba «una reserva de balas» en torno al cuello y la cintura, había participado en el programa de tratamiento del estrés postraumático y para el momento del hecho iba armado con un rifle.

El senador Bill Dodd  aseguró que la directora ejecutiva del programa, Christine Loeber, era una de las fallecidas, aunque no se había anunciado oficialmente el nombre de las víctimas.

La policía no precisó las circunstancias de su muerte aunque los medios locales informaron, citando a fuentes anónimas, que el asaltante disparó a las tres mujeres antes de suicidarse con su propia arma.

Dodd, en cuyo distrito se encuentra el centro, afirmó que varios días antes se había pedido al hombre que partiera, según el Chronicle.

«Es un programa residencial así que los muchachos viven en el edificio, el personal trabaja en el edificio», explicó Larry Kamer, cuya esposa Devereaux Smith trabaja en este centro.

Smith, directora de desarrollo de Pathway Home, figuraba entre un grupo de cuatro mujeres que fueron liberadas por el atacante, afirmó Kamer».

Estaban haciendo una fiesta de despedida para una pareja del personal que se iba hoy. Estaban comiendo pastel y brindando y todo eso cuando por lo visto simplemente entró con su rifle», aseguró, aparantemente las intenciones del homicida estaban claras.

Según Kamer, el asaltante estaba tranquilo y habló con todos los presentes. Las víctimas fueron halladas tras varias horas de intentos infructíferos por entrar en contacto con el hombre por parte de la oficina del sheriff, la policía de Napa y el FBI, así lo indicaron fuentes de seguridad.

El secretario del Departamento de Veteranos de California, Vito Imbasciani, afirmó en un comunicado que la agencia estaba «devastada» por las muertes.

Palabras clave
, ,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente