PP y Ciudadanos logran convocar sin pelear

13b
4 de agosto, 2016 - 9:54 am
Agencias

Rajoy tiene dos objetivos inmediatos: ser elegido presidente y poder gobernar «con estabilidad»

Foto: Agencias

España — El presidente del gobierno español Mariano Rajoy, salió satisfecho de su reunión con Albert Rivera. 38 días después de las elecciones, el candidato del Partido Popilar (PP) ha visto por fin un resquicio para conseguir ser elegido presidente primero y para que su gobierno tenga estabilidad después.

Y es que Rajoy encontró ayer en Albert Rivera un interlocutor con ganas de negociar y llegar a acuerdos. Formalmente, el presidente de Ciudadanos (C’s) se mantiene en su abstención en segunda votación. Pero ni hoy ha pedido ya la cabeza de Rajoy, ni ha mostrado la actitud hostil de Pedro Sánchez, que el martes cerró la puerta a ninguna posibilidad de acuerdo con el PP.

Rajoy tiene dos objetivos inmediatos: ser elegido presidente y poder gobernar «con estabilidad». Para lo primero necesita al PSOE, según su planteamiento. Para lo segundo, a Ciudadanos. Rivera ha aceptado hoy negociar con el PP los próximos Presupuestos y el techo de gasto. Así, el PP podría sumar a sus 137 escaños los 32 de Rivera para sacar adelante leyes fundamentales. «Hoy ya me voy de aquí sabiendo que puedo negociar algo».

Rivera ha proporcionado a Rajoy otro balón de oxígeno: la propuesta de un pacto de Estado contra el independentismo al que podría también sumarse el PSOE.
Rivera presionó al PSOE para que permita la investidura de Rajoy.

Comente