Podemos, un partido que sacude la política en España

1433_20A1-JU
11 de noviembre, 2014 - 1:52 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Podemos «está consiguiendo atraer a aquella gente que cree que el debate efectivamente ya no es tanto entre izquierda y derecha, sino la vieja política contra la nueva política».

Madrid
— «Terremoto», «tsunami»: el fulgurante ascenso en los sondeos electorales de Podemos, pequeño partido de izquierda surgido hace menos de un año del movimiento «indignados», suscita el entusiasmo de los electores decepcionados en una España sacudida por la corrupción. Pero también preocupación.

Por primera vez, una encuesta publicada por el diario de centro-izquierda El País situaba a Podemos en cabeza de las proyecciones de voto si se celebrasen ahora elecciones legislativas.

«Nunca antes una formación recién creada había alcanzado una expectativa de voto tan alta como la que Podemos ha logrado en solo ocho meses de vida», afirmaba el diario.

Y el pasado mes, el pequeño partido llegó en tercera posición —tras las dos fuerzas tradicionales, el conservador Partido Popular y el opositor Partido Socialista— en las estimaciones recogidas en octubre por el Centro de Investigaciones Sociológicas, dependiente del gobierno.

Pero pasaba en primer lugar en las intenciones de voto directas, según los resultados sin ponderar.

Estos sondeos son «una sacudida», analiza Antón Losada, politólogo de la Universidad de Santiago de Compostela.

Y en su origen, considera, está «la creciente insatisfacción con los partidos tradicionales y su falta de respuesta ante las dos cosas que en este momento más importan a los españoles: la crisis económica y la corrupción».

«Vieja política contra nueva»

Podemos «está consiguiendo atraer a aquella gente que cree que el debate efectivamente ya no es tanto entre izquierda y derecha, sino la vieja política contra la nueva política», por lo que atrae a electores de todas las tendencias, considera Losada. Y recuerda que los dirigentes de la pequeña formación denuncian «a la casta» de las élites políticas y económicas.

La primera gran sorpresa, expresada esta vez en las urnas, llegó en las elecciones europeas del 25 de mayo: Podemos, que desde enero unía a varios movimientos de extrema izquierda y a personalidades surgidas de «los indignados», entre ellos profesores de Ciencias Políticas y un exfiscal anticorrupción, logró cinco escaños en el Parlamento Europeo y 1,25 millones de votos.

Impulsada por este resultado, la formación podría beneficiarse de un efecto «bola de nieve» que atraiga a más electores.

«Probablemente les vote en las próximas elecciones», afirma Marina Toledo, una veterinaria madrileña de 30 años que había preferido otro partido de izquierdas en las europeas. «Ahora parece que sí podrían llegar a ganar. Me convence lo que cuentan (…) me parece que hay que cambiar las cosas», agrega.

Entre los militantes, el entusiasmo es palpable

«Fíjate qué cambio, de la gente, pensar en las elecciones y ‹¡uf qué pesadumbre!› y ahora está loca porque lleguen», afirma Pablo Soto, de 34 años, militante de Podemos desde sus inicios y miembro del equipo técnico de organización.

«La gente de repente se ve ilusionada con la política», agrega este programador informático que también había sido muy activo entre «los indignados», movimiento nacido en España en mayo de 2011 para protestar contra la austeridad y la corrupción.

Un partido en construcción

Cristalizando el entusiasmo de los militantes está su líder, Pablo Iglesias, un profesor de Ciencias Políticas de 36 años de larga cabellera convertido en una celebridad gracias al discurso articulado que utiliza en numerosos debates televisivos.

«No nos conformamos con llegar hasta aquí, hemos salido a ganar», afirmaba el 18 de octubre ante miles de personas reunidas en una Asamblea Ciudadana destinada a transformar la plataforma Podemos en un verdadero partido político.

Una renta básica para todos, jornada laboral de 35 horas, jubilación a los 60 años, amenaza de nacionalizar a los grupos energéticos que no ofrezcan tarifas moderadas: muy a la izquierda del espectro político, el programa de Podemos también preocupa.

«El recetario económico de la formación de Pablo Iglesias (…) supondría incrementar de forma abismal el gasto público, espantaría a los inversores y cerraría el acceso a los mercados internacionales», escribía el diario económico Expansión.

Iglesias rechazaba recientemente la idea que Podemos inquietara a los mercados. Pero afirmaba, en la cadena de televisión La Sexta, no ser un «moderado». No es lo «mismo presentarte a unas elecciones por primera vez que asumir que en un año podríamos estar formando gobierno», reconocía. «Y eso implica que debemos ser muy serios y muy prudentes», agregaba.

«Podemos es un partido en construcción», subraya Losada. «Tiene el desafío de acabar de construir las expectativas que ahora representan».

Los cinco de Podemos

Pablo Iglesias | El secretario general

Líder y fundador de Podemos, se perfila como el próximo secretario general de la formación. Profesor de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, de 36 años, se propone medirse directamente con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, y con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y centra sus esfuerzos en las elecciones generales de 2015.


Íñigo Errejón | Perfil ideológico

Investigador de la Universidad Complutense, escribió su tesis doctoral sobre el primer gobierno del Mas en Bolivia. Fundador y una de las caras visibles de Podemos, es considerado uno de los ideólogos de la formación. Suele ser uno de los encargados de valorar las encuestas que sitúan al partido como fuerza ya asentada en el mapa político.


Juan Carlos Monedero | ¿Futuro alcalde?

Profesor de Ciencia Política de la Complutense, empezó a sonar el pasado verano como posible candidato —si así lo aprueban las bases del partido— a la alcaldía de Madrid. Eso fue antes de que Podemos eligiera no concurrir con marca propia a esos comicios por temor a quemar el trabajo realizado hasta ahora.

Carolina Bescansa | Analista política

Profesora de la Universidad Complutense de Madrid, donde imparte clases de Metodología. Es desde el pasado enero la responsable de la unidad de análisis político de Podemos. Tras las elecciones europeas en la que las que la formación logró cinco eurodiputados y 1,2 millones de votos se convirtió poco a poco en una de las caras visibles del partido.

Luis Alegre | Coordinador del congreso

Ha sido el cargo de Podemos responsable de la preparación de la asamblea ciudadana o congreso abierto de la formación. Profesor de Filosofía de la Complutense, a mediados de septiembre lanzó las intenciones programáticas del partido sin matices: «Arrebatar la mayoría a todos los partidos que han estado haciendo de la vida pública un negocio privado».

Elección de la dirección del partido

Podemos celebra entre ayer y el viernes la votación en la que los más de 222 mil inscritos en el censo de la formación elegirán a los integrantes de los órganos de dirección del partido, entre ellos, a su primer secretario general, cargo que con toda seguridad ocupará el actual líder Pablo Iglesias.

Iglesias es uno de los 72 candidatos que se han postulado para aspirar a la Secretaría General de Podemos, aunque la elección del eurodiputado se da por hecho, después de que sus propuestas para sentar las bases del partido recibieran el 80,71% del apoyo de los simpatizantes en la votación celebrada hace dos semanas.

Además de los 72 candidatos que aspiran a ocupar la Secretaría General de Podemos, otras 693 personas se postulan para ocupar uno de los 62 asientos que conformarán el Consejo Ciudadano —el órgano de dirección política de Podemos con funciones ejecutivas—, y 268 para integrar la Comisión de Garantías, que se compondrá de 10 personas, cinco de las cuales tendrán que ser juristas. El único criterio de corrección sobre las votaciones será la paridad de género.


Fotos: AFP / Agencias

Comente