Panameños elegirán presidente tras campaña sin pulso de ideas

1243_17A2-JU copy
4 de mayo, 2014 - 2:12 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: AFP


Unos 2,5 millones de electores, de una población de 3,8 millones, están llamados a elegir a un presidente con mayoría simple


Ciudad de Panamá —
Panamá acude hoy a las urnas para escoger al presidente que gobernará los próximos cinco años, en reemplazo de Ricardo Martinelli, al final de una campaña de mucho color y pocas ideas, sin un claro favorito.

Unos 2,5 millones de electores, de una población de 3,8 millones, están llamados a elegir a un presidente —con mayoría simple—, 71 diputados y alcaldes, tras un proceso que deja la capital tapizada de banderas, afiches y vallas.

Los tres favoritos para la presidencia llegan al día de votación con pocas diferencias en sus propuestas y casi empatados en las encuestas.

El abogado y analista político Ebrahim Asvat considera que Panamá tiene un camino económico trazado «que lleva 24 años en construcción», y eso no va a cambiar con estos comicios.

«Panamá ha hecho un esfuerzo extraordinario por abrir su economía, tener disciplina fiscal y déficit fiscal controlado, ninguno de los candidatos ha hablado de cambiar la ruta», comentó Asvat.

Lo nombres

Al frente de algunas encuestas aparece el opositor socialdemócrata y exalcalde capitalino Juan Carlos Navarro, mientras que en otras, el exministro de Vivienda José Domingo Arias, apadrinado por el actual presidente Ricardo Martinelli, quien deja el poder con una popularidad de 67 por ciento.

Pisándoles los talones se ubica Juan Carlos Varela, un derechista que ocupa la vicepresidencia del país pese a presentarse como opositor a Martinelli, quien lo destituyó como canciller en 2011 tras un agrio distanciamiento.

Estridencia electoral

Sobre el techo de un edificio de apartamentos populares cerca de la Plaza Cinco de Mayo, con ropa tendida en las ventanas, una enorme bandera azul invita a votar por Navarro.

En el mismo techo, otras banderas, verde y rosa, identifican al oficialista Cambio Democrático, que postula a Arias como candidato.

En la acera, una valla morada asegura a los peatones que Varela es el líder que Panamá necesita.

«Gane quien gane, yo el lunes tengo que venir a trabajar. Voy a votar porque uno tiene que pensar en el futuro, en los hijos», comentó Manuel Domínguez, quien vende controles remotos y baterías que exhibe sobre un paño en el suelo de la peatonal Avenida Central.

Alzando la voz para hacerse oír sobre la estridencia de una cumbia que suena en un altoparlante desde una tienda vecina, Domínguez revela que votará por Varela porque, dice, algo hará con la inflación (de 4% en 2013). «Está todo carísimo», lamentó.

Cerca de ahí, el electricista Luis Herrera, sentado frente a la sede de la Asamblea Legislativa, le declara su apoyo a Arias, en quien ve la continuidad de Ricardo Martinelli.

«No podemos volver atrás, Panamá ha avanzado estos años gracias a este gobierno. Yo espero que sigamos por este camino», comentó.

En este panorama difuso, las urnas abrirán a las 7:00 locales (12:00 GMT) y cerrarán a las 16:00 locales (21:00 GMT). Tres horas después, las autoridades prevén dar los primeros resultados.

Ideologías difusas

La capital encierra contrastes de una sociedad que avanza hacia la modernización, mientras arrastra problemas de pobreza y desigualdad. Son contrastes que heredará el ganador. Aunque muchos electores ven la política bajo la óptica tradicional de izquierda y derecha, esa dicotomía no alcanza para explicar a los políticos panameños.

Navarro, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), es el heredero del nacionalismo izquierdista de Omar Torrijos, quien negoció los tratados por los que EE.UU. entregó el Canal a Panamá, pero propugna «mano dura» contra el crimen con la instauración de cadena perpetua, banderas tradicionales de la derecha. Mientras que  Varela viene del derechista Partido Panameñista, pero en su campaña promete frenar la inflación mediante el control de precios, una política comúnmente asociada a la izquierda.

Comente