EE.UU. no logra formar coalición para proteger los buques en el estrecho Ormuz

Ormuz
4 de agosto, 2019 - 11:48 am
AFP

  Estados Unidos tiene dificultades para crear una coalición internacional en el Golfo de Omán con el objetivo de proteger a los buques de carga que transitan por el estrecho de Ormuz, debido al temor de sus aliados de ser arrastrados a un conflicto con Irán.

 

Las tensiones en el Golfo no dejan de aumentar desde que Estados Unidos decidiera retirarse, en mayo de 2018, del acuerdo sobre el programa nuclear iraní, a lo que siguió el restablecimiento de las sanciones de Washington contra Irán.

Pero, pese a todo, los europeos se han mostrado reacios a la idea de Estados Unidos de desplegar medios militares adicionales para escoltar a los navíos en esta región.

El último aliado que ha expresado sus reservas al respecto fue Australia, que el domingo indicó que estaba reflexionando seriamente sobre la petición, compleja, de Estados Unidos, pero que de momento no tomó ninguna decisión.

“Estamos profundamente preocupados por el aumento de las tensiones en la región y condenamos firmemente los ataques contra el comercio marítimo en el Golfo de Omán”, declaró la ministra australiana de Defensa, Linda Reynolds. “Pero, a fin de cuentas, haremos, como siempre, lo que convenga a nuestro interés nacional”, agregó durante una rueda de prensa, tras haberse reunido con los secretarios de Estado y de Defensa estadounidenses, Mike Pompeo y Mark Esper respectivamente.

Estados Unidos lanzó la idea de una coalición en junio, tras los ataques contra varios barcos en la región del Golfo, que Washington imputó a Teherán, el cual a su vez negó cualquier implicación. Su idea es que cada país escolte militarmente a sus barcos con el apoyo del ejército estadounidense, lo que garantizaría la vigilancia aérea de la zona y el mando de las operaciones.

Pero los europeos se mostraron reacios a la propuesta, para evitar asociarse a la política de máxima presión sobre Irán que defiende el presidente estadounidense, Donald Trump, pues quieren preservar el acuerdo sobre el programa nuclear alcanzado con la República Islámica en 2015.

Pompeo, molesto

Preguntado sobre esta falta de entusiasmo, Pompeo, uno de los artífices de la política de Estados Unidos hacia Irán, pareció molesto.

“No hay que creerse lo que recoge la prensa. Hay muchas conversaciones en curso, con todos los países, como con Australia. Todos se están tomando esta petición muy en serio. Estoy convencido de que tendremos una coalición mundial”, declaró.

El secretario estadounidense de Defensa, que prometió que en los próximos días aportará más información, se mostró conciliador y dijo que las respuestas de los aliados eran variadas.

“El objetivo sigue siendo el mismo, ya sea con una operación dirigida por Estados Unidos o por algún otro, una asociación europea”, afirmó Esper, dando a entender que Washington podría abandonar la idea de dirigir la operación.

“Los dos cumplen con el mismo objetivo: unidad en los esfuerzos destinados a garantizar la libertad de navegación”, agregó.

París, Londres y Berlín prevén coordinar sus medios y compartir informaciones en el Golfo para reforzar la seguridad marítima, pero sin desplegar medios adicionales, según la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

“Trabajaremos para organizarnos entre europeos, pero algo es seguro: nuestro comportamiento tendrá un único objetivo, rebajar las tensiones actuales y defender nuestros intereses”, subrayó.

Alemania se distanció de la idea de una misión de protección en el estrecho de Ormuz, al considerar que podría entorpecer los esfuerzos de los europeos para alcanzar una solución diplomática con Irán.

“La prioridad debe ser, en nuestra opinión, los esfuerzos diplomáticos y la desescalada” de la crisis de los petroleros entre Teherán y Londres, declaró la semana pasada una portavoz del Gobierno, Ulrike Demmer.

“El gobierno alemán es reacio a la propuesta concreta de Estados Unidos y es por ello que no se propuso a participar”, precisó y agregó que el enfoque global de la política alemana respecto a Irán difiere claramente del enfoque actual de Estados Unidos.

Tras la captura de un petrolero británico por parte de Irán en julio, Londres decidió escoltar a los navíos civiles con bandera británica por el estrecho de Ormuz, y envió un segundo buque de guerra a la región.

Estados Unidos no logra, de momento, montar una coalición para la navegación en el Golfo

 

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente