Monseñor polaco salió del clóset

17 b
4 de octubre, 2015 - 3:22 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Krysztof y Eduad se juraron amor eterno ante los medios de comunicación

Foto: Agencias

Vaticano — «Quiero que la Iglesia y mi comunidad sepan quién soy: un sacerdote homosexual, con un compañero, feliz y orgulloso de mi propia identidad». Con estas palabras,  monseñor Krysztof Charamsa hizo pública su condición tan solo un día antes del inicio del Sínodo de la Familia, en el que los obispos debatirán, entre otros temas de interés, precisamente sobre los homosexuales dentro de Iglesia Católica

Por estas afirmaciones la Santa Sede apartó al prelado polaco de sus funciones como secretario adjunto de la Comisión Teológica Internacional, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe y docente de las universidades pontificias.

«Llega un día en el que algo se rompe dentro de ti y ya no puedes más», afirmó Charamsa.

«Me gustaría decir al Sínodo que el amor homosexual es un amor que necesita de la familia. Cualquier persona, también los gays, lesbianas o transexuales, lleva en el corazón el deseo de amor y familiaridad», indicó, en una rueda de prensa que dio junto a su pareja, Eduard, luego de que la comunidad internacional reaccionara tras su decisión.

Tras conocer la suspensión de sus funciones, Charamsa, no se sorprendió y dijo: «Buscaré trabajo». Además dedicó su gesto a «tantísimos sacerdotes gays que no tienen fuerzas para salir del armario».

Por su parte, El obispo mexicano Raúl Vera expresó hoy su apoyo al teólogo del Vaticano, Krzyszof Charamsa, quien reveló en público su homosexualidad y provocó una crisis en la Curia Romana.

Comente