Misa de cuerpo presente para el cura decapitado

misa
3 de agosto, 2016 - 2:48 pm
Agencias

El padre Hamel, oriundo del norte de Francia, no será inhumado en Ruán sino en la más estricta intimidad familiar y en un lugar no precisado, según sus allegados

Foto: Agencias

Francia — Las exequias por el sacerdote católico asesinado hace una semana por dos yihadistas en su iglesia del noroeste de Francia tuvieron lugar ayer en la catedral de Ruán.

El féretro, llevado por cuatro personas, fue ingresado al templo precedido y seguido por una procesión de prelados ataviados en blanco y violeta, colores del duelo.

El padre Hamel, oriundo del norte de Francia, no será inhumado en Ruán sino en la más estricta intimidad familiar y en un lugar no precisado, según sus allegados.

Su iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, escenario del sórdido asesinato, permanecerá cerrada varias semanas, según la diócesis, hasta que un «rito penitencial de reparación» permita la reapertura y reanudación del culto después de la profanación.

Comente