Mesa redonda se transforma en diálogo de sordos

1253_17 abajo
15 de mayo, 2014 - 2:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Kiev — Políticos ucranianos y grupos civiles se reunieron ayer para mantener conversaciones sobre cómo sofocar una rebelión prorrusa en el este del país, pero la negativa de Kiev a permitir la participación de separatistas planteó dudas sobre si el encuentro podrá desactivar la crisis.

Las conversaciones se dan en un momento tenso para Kiev. El martes, siete soldados murieron en una emboscada cerca de la ciudad oriental de Kramatorsk, en el ataque más letal contra fuerzas de seguridad desde que fueron enviadas en abril para combatir el levantamiento.

Votantes en las regiones orientales de Donetsk y Luhansk respaldaron un Gobierno independiente en dos referendos realizados el domingo, pese a protestas de Kiev, que ve a Rusia detrás de la rebelión y dice que la votación es ilegal.

Después de la votación, líderes rebeldes en Donetsk y Luhansk pidieron que sus regiones sean parte de Rusia, aunque sus llamados no han sido recogidos por Moscú. Las conversaciones del miércoles reunieron a ministros, líderes de partidos políticos, candidatos a la elección presidencial del 25 de mayo.

Comente