La ultraderecha de Kiev presenta su candidatura a la presidencia

1206_17fotonotaA
24 de marzo, 2014 - 1:13 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

Los trenes pueden con la crisis que vive Ucrania y de momento siguen uniendo Simferópol, capital de Crimea, con Kiev diariamente y sin problemas para los viajeros. Los militares de Ucrania, acompañados de un perro para rastrear explosivos, suben a los vagones en la estación de Melitopol para echar un vistazo y revisar los pasaportes extranjeros, un trámite de apenas unos minutos en una línea muy popular que en Crimea pensaban tras el triunfo de la revuelta en Kiev que podía servir para transportar a miles de ultraderechistas a imponer su ley en la península.

Este viaje no se ha producido y los más radicales, en lugar de pasar al ataque sobre el terreno, han optado por constituirse en partido político. Sector derecho, el brazo armado de la revuelta, celebró su congreso fundacional en Kiev y eligió a su líder, Dmitri Yarosh, candidato a los comicios presidenciales del 25 de mayo.

El nuevo partido integra a las organizaciones radicales desde las que nació el propio sector derecho cuando estalló la revuelta contra Víctor Yanukovich: Patriotas de Ucrania y Tridente.

Yarosh, buscado por Rusia

El salto a la política de Yarosh, en búsqueda y captura por Rusia, coincidió con la visita a Kiev del jefe de la diplomacia alemana, el primer ministro canadiense y el secretario general de Naciones Unidas, que acudieron a mostrar su apoyo a las autoridades interinas. La comunidad internacional trata de suplir con gestos la pérdida de Crimea a manos de Rusia y el canciller alemán, Frank-Walter Steinmeier denunció lo sucedido en la península del mar Negro como una «tentativa de dividir a Europa».

Ban Ki-moon expresó su «solidaridad con el pueblo y el gobierno de Ucrania» y dio la enhorabuena a las autoridades interinas por la firma en Bruselas de los capítulos políticos del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE). El acercamiento de Kiev a Bruselas se ha producido de forma paralela al de Crimea y Sebastopol a la Federación Rusa, un movimiento que para la exprimera ministra Yulia Timoshenko supone «la pérdida para siempre de Ucrania» para Vladimir Putin.

Comente