La indescriptible desesperación de la derecha española

contra.jpg - 47.68 Kb
28 de enero, 2016 - 4:30 pm
Redacción Diario Qué Pasa

La ridiculez del ejecutivo español se justificó por la inminente pérdida del gobierno. Ni a un novato se le hubiera ocurrido mentir tan descaradamente forjando noticias del 2014

Exclusiva de Antena 3: «Un avión de la fuerza aérea traslada a miembros de Podemos y de la CUP a Venezuela». Antena 3 revolucionó las redes, y no es para menos. El telediario expuso una exclusiva que vinculó a Podemos y a la CUP (Unidad Popular Catalana) con Venezuela y con el entorno de ETA. ¿Qué quería el gobierno y el PP?, construir una historia contra Podemos y, para ello, nada mejor que inventar algo que impactara, un material en el que aparece, oh casualidad, Anna Gabriel S, diputada de CUP, que asistía a una supuesta reunión «secreta» en Venezuela en dic. 2014.

Lo real: La protagonista sí había asistido a una reunión en Caracas.

La mentira: el carácter que, según Antena 3, tuvo esa reunión, que era el X Encuentro Mundial de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad. Organizado por el Ministerio de la Cultura y una Red de Intelectuales y Artistas. A ese encuentro asistía Anna Gabriel Sabaté como ponente. No fue secreto. Se trasmitió por Telesur y otros medios.

Las pruebas: Anna Gabriel Sabaté, diputada de CUP, esperando por el vuelo que la llevaría al país suramericano. Nada más.

Toda la exclusiva de A-3 se basa en imágenes que revelan un viaje súper secreto; tan secreto que la propia «viajera secreta» Anna Gabriel lo narró en un artículo de prensa. «El viaje fue para participar en un foro de gente malvada para hacer cosas malvadas, como su propio nombre lo describe: Encuentro de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad».

La conexión con ETA fue cristalina… En el famoso vuelo iba el suegro de un etarra. Si el suegro de un exmiembro de ETA es «entorno de ETA», ¿el suegro de un ladrón como Urdangarín es «entorno de ladrones»?

Para Rajoy y Antena-3 todo concuerda: ETA-Separatismo catalán-Venezuela. La labor informativa es impecable.

Woodward y Bernstein (caso Watergate) no lo hubieran hecho mejor. Además —dice Antena3— que la CUP y Podemos iban en un avión de guerra venezolano, según afirma el padre de Leopoldo López. Se sirvió Cava Catalán. La aeronave, es la que usa normalmente N. Maduro y «llegó a Madrid dos días antes para recogerles» y añade el telediario que el avión de la FABV no habría podido tomar tierra en Barajas «sin una autorización oficial».

No obstante, los propios presentadores de Antena 3 no lo vieron tan claro, y mientras se emitía el noticiero se decían entre ellos: «Nos van a dar pero bien…».

Exteriores pidió «explicaciones» al embajador de Venezuela

Y para redondear el ridículo, la vicepresidenta del gobierno español consideró este asunto como una «injerencia muy importante» del gobierno de Caracas en asuntos del Estado hispano. El Ejecutivo exigió al embajador Isea «explicaciones» sobre el viaje a Caracas organizado por Maduro, que incluía, entre otros, a la dirigente de la CUP, Anna Gabriel, a una responsable de Podemos en Castilla-La Mancha, además de funcionarios de la ONU, periodistas, catedráticos y otros profesionales que Sáenz de Santamaría evitó citar. La número dos del exgobierno de Rajoy aseguró que la  coordinación del viaje a Caracas (dic. 2014) que se realizó en un «avión oficial» de la FAV «es una injerencia muy importante en los asuntos del Estado español», ya que, según Sáenz, el objetivo era «abordar un plan de paz en el país vasco y el derecho de autodeterminación de los pueblos de España».

Lo que dice la involucrada dirigente de Podemos en Castilla-La Mancha

El viaje que la dirigente de Podemos en Castilla-La Mancha María José Aguilar hizo a Venezuela en diciembre de 2014 fue atendiendo la invitación para intervenir en el encuentro de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, en calidad de experta en políticas públicas y asuntos sociales.
Esta información          —omitida por Antena 3—, junto con la revelación de que Aguilar fue condecorada con la medalla de Servicios Distinguidos de la Cruz Roja venezolana en 1989, durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, han dado al traste el intento de relacionar a esta dirigente de Podemos con el gobierno de Maduro, puesto que «Acción Democrática», partido político del presidente con el que obtuvo la distinción, forma parte de la coalición de partidos que ganó en las elecciones del 6-D.

Lo que expone otro de los viajeros el intelectual y catedrático Joaquín Recio:

«Gracias Antena 3 por hacerme despertar de esta pesadilla venezolana.

Me voy a desahogar con todos vosotros: El viaje fue horrible porque íbamos un grupo muy nutrido de profesores de las universidades, escritores, defensores de DD HH, abogados… todo el mundo contaba de dónde procedía. Algunos venían de países africanos… otros de países lejanos de Asia… El avión era ¡una delegación internacional de África, Europa y Asia!, así que imaginaos: no poder hablar de las cosas que nos gustan de verdad, que si la Pantoja…

Bueno, en el viaje pasé mucho miedo, todo el mundo hablaba de los problemas de sus países, que si esto que si lo otro. Y todos decían lo mismo, esto hay que cambiarlo…

Cuando llegamos a Caracas algo mejoró la cosa porque por lo menos pude ver a la gente por la calle y eso siempre tranquiliza. La gente iba de un sitio a otro, incluso hacían colas para comprar lavadoras, esto me llamó mucho la atención. A veces me recordaba a un barrio de Sevilla, la gente caminaba, se reía, vendía cosas… Pero cada vez que veía un motorista pensaba ¡ya me matan! ¡aquí me quedo! pero no, no he visto país con más motos. Ni Barbate en su época de bonanza. Así que pronto me acostumbré a que «motorista» no es igual que «pistolero chavista».

Bueno, pues nada más llegar al hotel me fui corriendo al cuarto de baño por si había o no papel higiénico ¡qué suerte la mía!, sí había papel y claro después vi la marca del hotel: Meliá. Español tenía que ser…

Cinco días hablando ¡menudo rollo!

(…) Hombre, había un tipo por allí, que había sufrido un golpe muy duro. Vamos, un golpe de Estado. Se llama Manuel Zelaya, me dio tanta pena que después le invité a un mojito. También una señora así muy sofisticada, con unos turbantes que me recordaban al Miss Shangái de Madrid aunque venía de Colombia. Tenía un nombre muy nuestro, Piedad Córdoba, pero en su país Colombia las cosas no van muy bien.

(…) y de pronto aparece el tal Maduro

Pues cuando pensé que ya estaba todo empezado va y aparece el tal Maduro por un lado de la plaza donde estábamos y, coño, me dio la mano. Creo que no se ha hecho manicura en su vida, unos dedos de tamaño enorme… Lo escuchamos con gran atención y con aplausos intensos. A la gente que estaba allí le gustó lo que dijo. Lo que no me gustó es cuando habló de Cervantes, porque cuando se toca a la patria de uno, a uno le duele. El tío se marcó la vacilada de que se había impreso 2 millones de ejemplares del Quijote en Venezuela y se habían repartido gratuitamente. Esto no se lo creía ni él. Vaya, la cantidad de mentiras que pudo decir después, aunque yo no las entendía, porque dijo que en América Latina había cambiado la correlación de fuerzas y no se qué, y que los gringos se pensarían una intervención militar en el continente. En ese momento me quedé dormido, madurando sus palabras…

Comente