Jefa de la DEA renuncia por escándalo de agentes con narcos y prostitutas

1585_17A-JU
23 de abril, 2015 - 3:48 pm
Redacción Diario Qué Pasa


La directora de la agencia antinarcóticos estadounidense DEA, Michele Leonhart, renunció a su cargo

Foto: Agencias

La investigación reveló una historia de docenas de fiestas de agentes de la DEA con prostitutas, pagadas con fondos oficiales y celebradas en oficinas del gobierno estadounidense

Washington — La directora de la agencia antinarcóticos estadounidense DEA, Michele Leonhart, renunció a su cargo, a raíz de un escándalo que involucra a agentes de ese organismo en fiestas con prostitutas en Colombia, anunció ayer un alto funcionario del gobierno.

Leonhart: «Me informó hoy de su decisión de retirarse y abandonará la agencia a mediados de mayo», dijo el secretario de Justicia, Eric Holder.

Una veterana con más de tres décadas en la DEA y la segunda mujer directora de la agencia —desde 2007—, Leonhart sale del cargo cuando la conducta de los  servicios antidrogas, y del aparato de seguridad estadounidense en general, es puesta bajo sospecha.

La historia

Un informe del Departamento de Justicia reveló a finales de marzo que agentes especiales de la organización a cargo de la lucha contra el narcotráfico participaron en «fiestas de sexo» con prostitutas en el extranjero, particularmente Colombia. Las fiestas habrían sido contratadas por cárteles de la droga, según testimonios de policías locales.

Según esa investigación, al menos tres agentes supervisores de la DEA recibieron dinero, regalos y armas de miembros de los carteles de droga, además de los servicios de las prostitutas.

El caso generó aún mayor escándalo al revelarse que los responsables solo recibieron suspensiones de entre dos y diez días.

Los autores del informe expresaron estar «perturbados» por la conducta de los agentes, y no desecharon la posibilidad de que tanto equipos como información de la DEA pudieron haber estado expuestos.

Daño a la agencia

Durante una audiencia la semana pasada ante la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Representantes, Leonhart expresó estar «asqueada» por la acción de unos «pocos individuos» que «dañaron» la imagen de la DEA.

Pero no pudo convencer a los legisladores de que no pudo haber hecho más para castigar a los responsables, y que solo siguió las normativas existentes. «Ella dice que no tiene el poder para simplemente despedirlos. No me lo creo», señaló el presidente republicano de la Comisión, Jason Chaffetz.

La Comisión concluyó que Leonhart fue «incapaz de cambiar» la cultura general de compinches y secretismo que persiste en una agencia mayoritariamente masculina, y «no tuvo la autoridad y la voluntad para tomar las duras decisiones necesarias para castigar» a los agentes involucrados.

Sin hacer mención al escándalo, Holder expresó «apreciación» y destacó que Leonhart llevó las riendas de la DEA con «honor».

Durante la audiencia, los legisladores destaparon nuevos detalles tras conocer otro informe de la DEA.
Esa investigación reveló una historia de docenas de fiestas de agentes de la DEA con prostitutas, pagadas con fondos oficiales y celebradas en oficinas del gobierno estadounidense, que se remontan a 2001.

No son los únicos

La investigación sobre la DEA surgió a raíz de otro escándalo en el que miembros del Servicio Secreto —encargado entre otros de la custodia presidencial— contrataron prostitutas durante una noche de juerga en Cartagena, Colombia. El caso involucró a unas dos docenas de agentes y personal militar, desplegados en esa ciudad para preparar la visita del presidente Barack Obama a la Cumbre de las Américas en abril de 2012.

La investigación en la DEA coincide con otros problemas en las agencias de seguridad del gobierno estadounidense.

El director del Servicio Secreto de Estados Unidos, Joseph Clancy reconoció en marzo la existencia de un problema de alcoholismo en esta fuerza de élite.

Comente