Francisco es el Papa del pueblo

VATICAN CITY, VATICAN - MARCH 13:  Newly elected Pope Francis I appears on the central balcony of St Peter's Basilica on March 13, 2013 in Vatican City, Vatican. Argentinian Cardinal Jorge Mario Bergoglio was elected as the 266th Pontiff and will lead the world's 1.2 billion Catholics.  (Photo by Peter Macdiarmid/Getty Images)
13 de marzo, 2014 - 12:33 pm
Jennifer Borrego / [email protected]

 

Desde sus sencillas frases hasta su ruptura de las reglas del Vaticano, el papa Francisco ha puesto de moda ser católico durante su primer año. Puede que no disfrute su estatus de superestrella, pero sin duda sabe cómo seducir a la multitud, y se ha hecho querer por el público al cuidar de los pobres y cambiar radicalmente el enfoque de la iglesia hacia la misericordia, en lugar de la moralización.Cuando se habla del papa Francisco se piensa en la palabra «esperanza». En estos días es una palabra de suma importancia para muchos católicos romanos. Hay esperanza de inclusión, de aceptación y, sobre todo, de perdón

Roma — Hoy jueves 13 de marzo se cumple un año del momento en que una fumata blanca procedente de la Capilla Sixtina anunció que la Iglesia católica apostólica y romana tenía un nuevo Papa. El elegido fue un cardenal argentino de 76 años llamado Jorge Mario Bergoglio, quien se encontró una iglesia que para muchos, estaba desconectada del mundo moderno.

Jorge Mario se asomó al balcón de la Basílica de San Pedro a las 20:10 p.m., apareció sin la moceta roja y con una cruz de hierro al cuello. Saludó con la mano, escuchó el himno vaticano y luego sonrió y dijo: «Fratelli e sorelle ¡Buonasera!» (hermanos y hermanas ¡Buenas noches!) Es el principio de una revolución de estilo: más cercano, sencillo, directo. No habla solo a los católicos, sino que quiere la atención también de ateos y personas con creencias distintas. A cada uno dice algo que corresponde a su propia expectativa».

La iglesia enfrentaba una seria crisis por un sinfín de acusaciones de abusos sexuales a niños, además de otros desafíos: cómo hacer frente a las realidades modernas del matrimonio, el divorcio y los métodos anticonceptivos. Los principales bancos europeos se habían alejado del Banco del Vaticano. Existían informes de orgías homosexuales en las que habían participado miembros del gobierno del Vaticano, alimentados por una serie de filtraciones de informes secretos de la Santa Sede.

En medio de este caos, el papa Benedicto XVI, un teólogo que anteriormente había supervisado la investigación de la iglesia sobre abusos sexuales a menores, y predecesor del papa Francisco, anunció su retiro. Fue algo que, en una iglesia en la que todos los pontífices habían muerto en el ejercicio de su cargo desde 1294, no hacía sino destacar aún más la gravedad de la crisis: los papas simplemente no se retiran.

Otra suposición que tenía siglos de antigüedad estaba a punto de acabarse. El nuevo Papa venía de América del Sur, y sería el primer no europeo en dirigir la Iglesia desde el 741 d.C. Era una señal de una iglesia apartándose de su pasado europeo con la mirada hacia el hemisferio sur, buscando renovación.

La elección de Bergoglio no se hizo sin controversias, ya que era un hombre que no las eludía. De inmediato salieron a la luz viejas acusaciones de que no se enfrentó con fuerza suficiente al secuestro de dos sacerdotes durante la dictadura argentina, algo que él ha negado enfáticamente más de una vez.

Entretanto, otros se preguntaban si el papa Francisco actuaría con la misma firmeza que empleó cuando era Arzobispo de Buenos Aires y criticó fuertemente a los «hipócritas» dentro del clero que «alejan de la salvación a los hijos de Dios» cuando se niegan a bautizar a los hijos de madres solteras.

Glasnot al estilo Vaticano

Pero si la elección del cardenal Bergoglio causó una pequeña conmoción, su primer año en el papado ha estado a punto de provocar un verdadero torbellino. En apenas meses, muchos de los que están dentro y siguen de cerca el Vaticano, comenzaron a hablar de la «revolución del papa Francisco» y de «Glasnost estilo Vaticano», una referencia al período de la historia soviética cuando Mijaíl Gorbachov empezó a tomar efectivas decisiones sobre los enormes problemas que afectaban al país, como el desastre de 1986 en la planta nuclear de Chernóbil.

Desde los primeros días, el papa Francisco le dijo al Vaticano que había que actuar con energía en los casos de abusos sexuales a niños, e igualmente desde muy temprano creó una comisión para que le aconsejara cómo deben manejarse los casos de curas pedófilos. Si bien los cambios en el seno de la iglesia todavía tienen que hacerse, las palabras del Papa constituyen una declaración abierta y pública del propósito que tiene, algo que para muchos es por lo menos el comienzo de un cambio positivo.

Por otra parte, en un vuelo de regreso al Vaticano después de un Día Mundial de la Juventud en Brasil, el Papa dijo: «Si alguien es homosexual y busca al Señor y tiene buena fe, ¿quién soy yo para juzgarlo?».

El papa Francisco bautizó al bebé de una pareja que no se casó por la iglesia —lo hizo nada menos que en la Capilla Sixtina— y le prometió a un embarazada soltera que también le bautizaría su hijo si no encontraba un sacerdote que estuviera dispuesto a hacerlo.

El líder de una Iglesia increíblemente rica se pronunció en contra de la desigualdad económica. En una exhortación apostólica que tuvo lugar en noviembre, dijo: «Al igual que el Quinto Mandamiento dice que «no matarás» y establece un límite para salvaguardar el valor de una vida humana, ahora tenemos que decir que no debe haber una economía de exclusión y desigualdad. Este tipo de economía también mata. ¿Por qué cuando un viejo desamparado muere de frío no se convierte en una noticia, pero sí es noticia cuando la bolsa de valores pierde dos puntos?».

Generador de opiniones

El reverendo y profesor Diarmaid N.J. MacCulloch, uno de los expertos más reconocidos del mundo sobre el Vaticano, que enseña en el Saint Cross College de la Universidad de Oxford, dijo que era difícil no impresionarse por la velocidad con la que el papa Francisco ha cambiado la imagen de una Iglesia global.

«Hasta ahora no se ha equivocado en nada de lo que ha hecho, y evidentemente es un hombre encantador», comentó MacCulloch. «Además, el cambio de atmósfera que ha logrado crear es de veras notable… la transformación de una atmósfera asediada, en particular bajo la dirección de Benedicto, y los problemas que Juan Pablo II, simplemente pareció no ver (como la gravedad del escándalo de los abusos infantiles), es algo extraordinario», indicó.

Sin embargo, MacCulloch dijo que hay un «pero», y señaló lo mismo que muchos han dicho a través de los siglos acerca de hacer cambios drásticos en el Vaticano: «De la noche a la mañana, las cosas han cambiado, y eso es algo muy peligroso para él».

Los peligros

Existen poderosos intereses en el statu quo de la Iglesia. Algunos expertos en el Vaticano se enfocan más en las decisiones que ha tomado el papa Francisco sobre el Banco del Vaticano que en sus programas sociales. En sus primeros 12 meses, sustituyó a cinco cardenales que pertenecían a una junta supervisora del banco, quienes habían sido nombrados para un período de cinco años durante los últimos días del papado de Benedicto XVI.

Durante el primer año del papa Francisco, el Vaticano ha actuado de forma más transparente sobre los escándalos dentro del banco —sobre todo las acusaciones de lavado de dinero— de lo que pudo haberse pronosticado en una historia de finanzas estrechamente controladas y secretas.

Sin embargo, hasta dónde podrían llegar los cambios es algo que todavía está por verse. Marco Tosatti, que dirige el blog Vatican Insider para el periódico italiano La Stampa, dijo que hasta ahora los cambios han sido fundamentalmente superficiales.

«Sin duda, es un cambio de imagen», dijo Tosatti. «Pero los cambios reales pueden demorar varios años, incluso varios papas. No se puede cambiar tan fácilmente una organización con mil millones de católicos».

Aunque el papa Francisco ha hecho frente a asuntos como la comunión para los divorciados y ha ofrecido esperanzas de un papel de mayor importancia en la jerarquía de la iglesia para las mujeres, Tosatti señala que cualquier cambio podría ser un problema para las profundas creencias de muchos en todo el mundo. Hacer realidad los cambios no es tan fácil como anunciarlos en el Vaticano.

Aunque según una encuesta, el papa Francisco todavía tiene que llevar más devotos a las iglesias de Estados Unidos, se estima que la asistencia a sus audiencias semanales en Roma —los miércoles a las 10:30 a.m. predica y bendice a la muchedumbre congregada en la Plaza de San Pedro—, ha aumentado en un 30 por ciento.Cuando Francisco llega a la plaza en un Mercedes Benz descapotable, avanza sobre los antiguos adoquines de la plaza, lo que le permite tener un contacto más cercano con los seguidores y peregrinos que hicieron el viaje para verlo en persona.

El Papa se ve jubiloso; se detiene para besar a los bebés. En noviembre el mundo entero vio cuando besó a Vinicio Riva, desfigurado por una neurofibromatosis, un gesto que de inmediato se convirtió en el símbolo de su preocupación y su conexión con todas las personas. Pero incluso en ocasiones menos dramáticas, la relación que tiene con la gente es visible. Es un líder absoluto, una persona a la que todos quieren ver. Pero cuando se detiene para beber un sorbo del refresco de un espectador o ríe de buena gana cuando le piden compartir un selfie (autorretrato) con cualquiera de sus devotos, no actúa como la cabeza de la Iglesia, sino como uno más de sus fieles.

Dos Papas en el Vaticano

Lo que hace un año parecía impensable, ocurrió el 23 de marzo, cuando el Papa Francisco voló a Castel Gandolfo, la residencia estival de los Pontífices, para saludar a su predecesor Benedicto XVI.

Lo que hace un año parecía impensable, ocurrió el 23 de marzo, cuando el Papa Francisco voló a Castel Gandolfo, la residencia estival de los Pontífices, para saludar a su predecesor Benedicto XVI. El 2 de mayo, el Papa Emérito se estableció en un convento ubicado en el Vaticano. “Entre los dos se estableció enseguida un estupendo equilibrio. Nadie con cierta cordura puede cuestionar una relación de sincera amistad y estima”, dice Andrea Tornielli, vaticanista. Algunos analistas dijeron que la renuncia de Ratzinger se debió a presiones internas y no sería válida. Pero el mismo Benedicto XVI escribió: “No existe la más mínima duda sobre la validez de mi renuncia. La condición para que sea válida es la libertad de la decisión. Las especulaciones sobre la invalidez de mi renuncia son absurdas”. En una entrevista con Corriere della Sera, el Papa Francisco lo definió “como un abuelo” que da consejos y fuerza a la Iglesia.

El Elegido

Hubo una vez un niño tan dócil y modesto que le otorgaron una medalla por ser “El más humilde”. Al día siguiente se la quitaron por haberla usado. Así termina la lección.

¿Cómo uno practica la humildad desde el trono más glorificado de la Tierra? Pocas veces un nuevo actor en el escenario mundial ha captado tanta atención tan rápido –de jóvenes y viejos, creyentes y cínicos– como lo ha hecho el Papa Francisco.

El corazón es un músculo fuerte y Francisco propone un riguroso régimen de ejercicio. En un período muy breve, una audiencia amplia, global y ecuménica ha mostrado ansias de seguirlo. Por haber trasladado el pontificado del palacio a las calles, comprometer a la mayor religión del mundo a enfrentar sus necesidades más profundas y equilibrar el juicio con la misericordia, el Papa Francisco fue elegido como la Persona del Año 2013 de la revista TIME.

Sus frases célebres, muchas veces fuertes y polémicas

Marzo 15 – “No cedamos nunca al pesimismo ni a la amargura que el diablo nos ofrece cada día”, dijo en el primer encuentro con todos los cardenales en el Vaticano.

Marzo 16 – “¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”, clamó durante la primera audiencia que concedió a la prensa de todo el mundo tras su elección.

“Como muchos no son creyentes, les bendigo en silencio respetando su conciencia”, observó durante el encuentro con cientos de periodistas.

Marzo 17 – “Un poco de misericordia cambia el mundo, lo hace menos frío y más justo”, dijo en el primer ángelus pronunciado en la plaza de San Pedro.

“En estos días, he podido leer un libro de un cardenal -el cardenal Kasper, un teólogo muy competente, ¿eh?, un buen teólogo- sobre la misericordia. Y me ha hecho mucho bien, pero no piensen que hago publicidad a los libros de mis cardenales, ¿eh?”, comentó con tono divertido durante su primer ángelus.

Marzo 19 – “Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio”, afirmó en su homilía de inauguración de su pontificado.

Abril 21 – “Son pastores, no funcionarios; son mediadores, no intermediarios”, recordó durante el rito de ordenación de varios sacerdotes en la basílica de San Pedro durante la cual les instó a “no tener miedo a la ternura con los ancianos”.

Mayo 8 – Dirigiéndose a las monjas les pidió “una castidad ‘fecunda’, una castidad que genere hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, debe ser madre ¡y no una ‘solterona'”, dijo.

Mayo 12 – “¡Cuánto daño hace la vida cómoda, cuánto daño hace el bienestar! El aburguesamiento del corazón nos paraliza”, comentó durante la canonización de la monja colombiana Laura Montoya y la mexicana madre Lupita.

Mayo 16 – “La adoración del becerro de oro ha hallado una nueva e insensible imagen en el culto del dinero y la dictadura de una economía que no tiene rostro y carece de todo verdadero objetivo humano”, dijo Francisco, dirigiéndose a los embajadores acreditados en el Vaticano.

Junio 5 – “Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre. La ecología humana y la ecología medioambiental son inseparables”, afirmó con ocasión de la Jornada Mundial del Medio Ambiente.

Junio 6 – “En la curia hay gente santa, de verdad, hay gente santa. Pero también hay una corriente de corrupción, también hay, es verdad. Se habla de ‘lobby gay’, y es verdad, está ahí… hay que ver qué podemos hacer”, admitió en una audiencia concedida a la directiva de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR).

Junio 7 – “Yo no quise ser Papa”, reconoció al responder a una pregunta de un estudiante de un colegio jesuita sobre si había aspirado a ser elegido al trono de Pedro.

Julio 8 – Hijo de emigrantes italianos y gran defensor de pobres y desfavorecidos, condenó con firmeza en la isla siciliana de Lampedusa, en el sur de Italia, la “globalización de la indiferencia” ante el drama de la inmigración ilegal: “Hemos perdido el sentido de la responsabilidad fraternal”, clamó.

Julio 29 – “Si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”, declaró el papa argentino en el vuelo de regreso de Brasil, manifestando por primera vez la tolerancia de la jerarquía eclesiástica hacia los homosexuales.

Septiembre 7 – Lanza una iniciativa con cristianos, musulmanes, budistas, judíos y ateos para una jornada mundial de ayuno y oración contra una intervención armada en Siria que incluyó una velada en la plaza de San Pedro.

Octubre 1 – “La curia tiene un defecto: es Vaticano-céntrica”, reconoce Francisco en una entrevista a Eugenio Scalfari, fundador del diario La Repubblica.

Octubre 4 – “Tírense los platos, pero no dejen de perdonarse”, aconsejó el papa a las parejas para evitar el divorcio, dirigiéndose a ellas con humor.

Noviembre 26 – Francisco condena la desigualdad y la exclusión social porque “generan violencia” en el mundo y advierte que pueden provocar “una explosión”, en su primera exhortación apostólica Evangelii Gaudium” (La alegría del Evangelio): “Se está imponiendo una tiranía invisible con leyes unilaterales e implacables”, escribió.

Diciembre 15 – “La ideología marxista está equivocada, pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenas personas, por eso no me siento ofendido”.

Enero 01 – “La falta de fraternidad entre los pueblos y entre los hombres es una causa importante de la pobreza”.

Expectativas que genera Francisco

El papa impulsó un gigantesco debate sobre la familia, convocó dos sínodos, envió un cuestionario a todos los obispos sobre las “nuevas formas de familia”, por lo que se esperan importantes decisiones sobre ese tema candente.

La Iglesia católica deberá responder en un plazo no muy largo y con medidas concretas a las esperanzas de los divorciados que se vuelven a casar, a las madres y padres solteros, a las parejas de hecho, a los que defienden la contracepción.

Pero plasmar en gestos concretos las palabras de Francisco no es una tarea fácil para una organización que ha sobrevivido dos mil años y cuyas transformaciones son viables a largo plazo.

La batalla a favor de la reforma de la desacreditada Curia Romana y de sus controvertidas finanzas, acusada de corrupción y blanqueo de dinero, ya comenzó.

Para ello creó una suerte de ministerio de Economía, con un equipo mixto internacional de cardenales, obispos y expertos auditores, de manera de acabar con el ancestral centralismo de la Iglesia y favorecer la transparencia financiera y administrativa.

Todas esas medidas las ha tomado por recomendación de varias comisiones lideradas por cardenales de toda su confianza, muchos de ellos latinoamericanos, un método inusual dentro de los palacios pontificios. Se trata sólo de primeros pasos, cuyos resultados están aún por llegar.

Los zapatos del papa Francisco

A muchos les extrañó que el Papa Francisco no quisiera ponerse los zapatos rojos, y volviera a los que había usado en su tierra. Se podría suponer que sea porque los zapatos nuevos molestan. Hay que domarlos, y cuando se usan durante unos meses, recorriendo las calles, se hacen más suaves, y menos molestos. Sin embargo la repuesta es mucho más profunda y demuestra la sensibilidad franciscana de Bergoglio.

Pero posiblemente todo se reduce a esto: El astracán es una piel de cordero recién nacido, que se usa en la peletería para  hacer abrigos de un suave pelaje o unos zapatos rojos que querían que se pusiera el nuevo Papa.

Para curtir la piel degüellan a la madre, la cuelgan en un gancho y extraen el feto del útero y después curten la piel. Las ovejas que usan suelen ser de la raza karakul, cuya lana es rizada, negra y muy fina. El abrigo de astracán es la elegancia personificada, para cuya confección se necesitan unos 30 fetos y tienen por ello un precio altísimo. Para unos zapatos igual lo hacen antes que nazcan,  ya que conserva así mejor sus rizos negros y no pierde la suavidad y la transparencia. Entre cinco y seis millones de corderos se degüellan para esta cruel industria todos los años.

De la misma manera que San Francisco compró unas tórtolas para que no las mataran, el Papa como dijo en una de sus homilías, nos invita a que cuidemos la creación obra de Dios y no la destrocemos. El cordero es el símbolo de Cristo, que fue sacrificado en la cruz por los hombres. En las sinagogas ya aparecía la figura de buen pastor con el cordero a cuestas.

Tal vez por eso el papa Francisco odia los zapatos colorados. Como buen Pastor debe cuidar su rebaño.

Foto: AFP

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente