Se acabó la angustia para los demócratas y los republicanos

Estados Unidos tendrá hoy un nuevo presidente

Clinton y trump
8 de noviembre, 2016 - 10:51 am
Jennifer Borrego / [email protected]

Después de algo más de un año de marchas y contramarchas, dramas inesperados y una serie sin precedentes de escándalos de todo tipo, para la exsecretaria de Estado y el polémico millonario, llegó el momento de poner todas las cartas sobre la mesa

Foto: Agencias

Las últimas horas para Hillary

EEUU — Esta es la imagen del final de una campaña presidencial estadounidense, agotadora e interminable, de cara a los comicios del martes: una candidata experimentada a quien no le gustan las sorpresas y que estudia todos sus desplazamientos y un retador que acelera la maquinaria electoral para terminar esta carrera a toda vela.

Clinton visitó este lunes cuatro ciudades del noreste del país, en un final de carrera muy apretado, tal y como revelan las encuestas.

Primero estuvo en Pittsburgh, bastión de los demócratas en Pensilvania. Luego en Grand Rapids, Michigan, donde Trump se ha convertido en una auténtica amenaza.

Posteriormente, se desplazó a Filadelfia, donde tuvo lugar uno de los mítines más importantes de su campaña junto a Barack y Michelle Obama y su marido Bill.

«¡Estamos poniendo todo nuestro corazón en el esprint final!», gritó a su audiencia el sábado por la noche en Filadelfia, durante un concierto ofrecido por Katy Perry, una de las celebridades que más la ha respaldado. «¡Necesitamos su ayuda!».

En estas intensas horas de viajes, reuniones, mítines y encuentros con votantes, no cabe un alfiler en el Boeing 737 de la candidata demócrata, decorado con una «H» gigante y el eslogan «Stronger together» (Más fuertes juntos).

Decoración

Como la audiencia de Clinton no puede compararse a las masas que moviliza Trump, su equipo se encarga de cuidar hasta el último detalle de la decoración de los actos para crear eventos telegénicos.

El republicano sabe improvisar como nadie mítines en centros deportivos con capacidad para 10 mil personas o hangares de aeropuertos. Clinton se mueve mejor en espacios más pequeños, como el mercado de Detroit de metal y cristal, repleto de banderas, que el viernes acogió a 4 mil seguidores.

Su audiencia está entregada, pero la mayoría ha ido a verla por las dudas que despiertan los sondeos.

«Tengo miedo de las represalias de los partidarios de Trump. Son ignorantes, no saben cómo funciona la política», afirma angustiada Tina Gloss, durante el acto en Detroit.

Bajo la lluvia de Miami, Rol Sears tampoco esconde su nerviosismo, aunque lo toma con más calma. «Si gana Trump, ¿qué puedo hacer? No voy a desesperarme».

Fortaleza

Después analizar y criticar durante semanas el pasado y el carácter de su adversario republicano, la exsecretaria de Estado optó por ser positiva en el cierre de la que puede ser la última campaña electoral de su vida, si pierde el martes.

«Nuestro país afronta un momento decisivo», afirmó. «¡Deben votar, no cuenten con el azar, no cuenten con los demás, usen su voz y su voto!», exclamó.

«¿Vieron los tres debates?», pregunta a la audiencia. «¿Pasé cuatro horas y media al lado de Donald Trump demostrando una y otra vez que tengo la fortaleza para ser presidenta!».

Trump, un torbellino en las últimas horas

EE UU — Cinco mítines en cinco estados en un frenético día de campaña. Un anuncio bomba del FBI. Agotadores retrasos. Simpatizantes de Donald Trump entusiasmados por las elecciones de hoy martes en Estados Unidos y desesperados por escuchar a su héroe.

Trump se sumergió en los dos últimos días de una campaña presidencial tóxica y lacerante, redoblando sus esfuerzos para conquistar estados demócratas y lograr vencer a Hillary Clinton en la carrera por la Casa Blanca.

Con la efervescente campaña de año y medio llegando a su etapa final, Trump recorrió ciudades como Denver, Sioux City, Minneapolis, Sterling Heights, Pittsburgh y Leesburg, antes de viajar ayer al estado clave de Florida.

La parte central de su mensaje populista en los actos fue el mismo: ha llegado el momento de que Estados Unidos rechace al establishment «corrupto». «Clinton es protegida por un sistema totalmente tramposo», dijo Trump en Sarasota, Florida, para añadir que quería que «el establishment corrupto de Washington escuche: si ganamos, vamos a drenar ese pantano».

«Justicia en las urnas»

Las campañas presidenciales suelen adoptar un ritmo frenético durante la última semana.

El caos controlado ha sido la seña de identidad de Trump. La prensa no viaja con él. La mayoría le sigue en otro avión en el que no se desplaza ninguno de sus colaboradores. Otros usan un autobús de campaña.

Pero, en medio del maratón del domingo, volvió a estallar una tormenta: el director del FBI envió una carta a los congresistas sobre el caso de los correos electrónicos que persigue a Clinton, afirmando que no se presentarán cargos en su contra.

A pesar de que el tema queda «zanjado», Trump quiso hablar del asunto. El escándalo puede animar a sus partidarios a salir a votar.

«Ahora es decisión del pueblo estadounidense llevar la justicia a las urnas», apuntó.

Maratón

A medianoche de ayer, unas 2 mil personas seguían esperando la aparición de Trump en Leesburg, Virginia. Llevaba dos horas y media de retraso.

El candidato republicano subió finalmente al escenario tres horas más tarde de lo previsto. Pero, exultante, afirmó: «Hoy es un día de maratón.

Vamos a llamarlo el discurso especial de medianoche».

«Deben llevar a votar a todas las personas que conozcan», insistió. «Vamos a celebrar una de las mayores victorias de la historia».

Pero no todo el mundo está convencido de una victoria del magnate inmobiliario.

Artie Battles dijo estar nervioso, incluso miedoso, por el final de campaña.

«Te das cuenta de que en un día (hoy) todo esto acaba y que tal vez no se concreta tu esperanza de un cambio», explicó este mecánico de 29 años con su hijo en brazos. «Tengo dos niños y su futuro depende de esto».

Jim Kiefer, un agente de seguros jubilado y con 16 nietos «Si los demócratas ganan, Estados Unidos se convertirá en Sodoma y Gomorra», señaló.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente