Encuentro histórico por la paz: ¿la lograrán?

1278_31_01
9 de junio, 2014 - 12:19 pm
Redacción Diario Qué Pasa



Foto: AFP

«Para conseguir la paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra», reflexionó el papa Francisco ayer en los jardines del Vaticano acompañado de los presidentes de Israel y Palestina. Ambos coincidieron en que sus respectivos pueblos desean «ardientemente» la paz. «Una paz entre iguales», dijo el presidente israelí. «Una paz para nosotros y para nuestros vecinos», insistió el líder palestino. El papa Francisco en un ambiente neutral sin política, ni religión; logró reunir al líder de Israel y Palestina para elevar una oración por la paz para Medio Oriente

Vaticano — El papa Francisco, quien fue el artífice de esta celebración al cursar la invitación a Peres y Abas en su viaje a Tierra Santa a finales de mayo, deseó que el encuentro de oración «sea el comienzo de un camino nuevo en busca de lo que une, para superar lo que divide».

Tras la invocación por la paz en Medio Oriente realizada por parte de representantes de las tres religiones reunidas ayer en el Vaticano —judía, católica y musulmana— los tres, junto con el patriarca de Constantinopla, Bartolomeo I, llegaron a bordo de un pequeño bus a los jardines de la Casina Pío IV, no muy lejos del Museo Vaticano, donde se celebró la ceremonia.

Una meditación musical interpretada por una orquesta en vivo dio inicio al acto, que se celebró en un lugar neutral, al aire libre y sin símbolos religiosos.

Antes de iniciar el acto, Francisco recibió primero al presidente Peres y luego al líder palestino Mahmud Abas en su sencilla residencia privada dentro del Vaticano, la Casa Santa Marta.

Peres y Abas se saludaron allí en forma calurosa en presencia del Papa, quien no escondió su rostro de satisfacción.

Los dos habían llegado al Vaticano en forma separada y con quince minutos de diferencia, según el minucioso programa establecido con anterioridad.

En la mañana, ante los miles de fieles que asistieron al Ángelus en la Plaza de San Pedro, el Papa agradeció a todos los que han rezado por el encuentro entre Peres y Abas, desatando fuertes ovaciones.

El papa Francisco

Francisco se dirigió a los mandatarios para indicarles que «los hijos están cansados y agotados por los conflictos y con ganas de llegar a los albores de la paz».

Fue entonces cuando afirmó que todos «piden derribar los muros de la enemistad y tomar el camino del diálogo y de la paz, para que triunfen el amor y la amistad».

En su discurso, pronunciado en italiano, recordó cuántos «han caído víctimas inocentes de la guerra y de la violencia, plantas arrancadas en plena floración».

Y pidió que «su memoria» dé las fuerzas para «perseverar en el diálogo a toda costa, la paciencia para tejer día tras día el entramado cada vez más robusto de una convivencia respetuosa y pacífica».

El papa Francisco exhortó al presidente israelí Shimon Peres y al líder palestino Mahmud Abas a alcanzar la paz, porque para «conseguir la paz se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra; se necesita valor para decir sí al encuentro y no al enfrentamiento; sí al diálogo y no a la violencia; sí a la negociación y no a la hostilidad; sí al respeto de los pactos y no a las provocaciones», afirmó el Papa.

La oración

«¡Nunca más la guerra! Con la guerra, todo queda destruido, dijo el Papa, que rogó al Señor para que infunda; el valor de llevar a cabo gestos concretos para construir la paz».

«Danos la fuerza para ser cada día artesanos de la paz; danos la capacidad de mirar con benevolencia a todos los hermanos que encontramos en nuestro camino. Haznos disponibles para escuchar el clamor de nuestros ciudadanos que nos piden transformar nuestras armas en instrumentos de paz, nuestros temores en confianza y nuestras tensiones en perdón», continuó orando el Papa.

Por Israel

Por su parte, el presidente israelí Shimon Peres reconoció: «La paz no se alcanza fácilmente. Tenemos que unir todas nuestras fuerzas para lograrlo. Y pronto. Aunque ello requiere sacrificios y compromisos».

¡Libertad palestina!

A su vez, el presidente palestino pidió en el Vaticano «libertad» para Palestina y un «estado soberano e independiente»; aseguró que «la reconciliación y la paz» son los objetivos de los palestinos y dijo en su discurso: «Aquí estamos, Dios, inclinados a la paz. Haz firmes nuestros pasos y corona nuestros esfuerzos y empeños con el éxito».

Comente