Encadenado y en un «cambuche» mantuvieron a Rómer por 69 días

1205_22AAA (1)
23 de marzo, 2014 - 3:31 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Diego Graterol

Maracaibo — Luego de permanecer 69 días en cautiverio y con 20 kilos de peso menos, Rómer Enrique Gutiérrez Contreras, contó el sufrimiento vivido durante su secuestro y agregó que volvió a sonreír el pasado viernes a las 9:35 de la noche, cuando fue rescatado de un grupo hamponil de al menos siete sujetos.

Ayer en una rueda de prensa, Julio Bermúdez, comandante del Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes), informó que el hombre fue rescatado en la frontera colombo-venezolana cerca de la cabecera del río Tarra, —que conecta con el río Zulia y desemboca en el Catatumbo— sector Ají, parroquia Barí del municipio Jesús María Semprum, por una comisión integrada por 15 funcionarios del (Gaes).

Los efectivos, al llegar al lugar del cautiverio, fueron recibidos con una ráfaga de disparos, por lo que los efectivos castreses hicieron frente a los secuestradores quienes lograron huir del lugar. Sin embargo, las investigaciones continúan su curso para dar con los responsables de este hecho.
Desde aquel 12 de enero, cuando se llevaron a Rómer de la hacienda La Garcita, ubicada en el kilómetro 23 de la carretera Encontrados-El Guayabo, en el Sur del Lago de Maracaibo, los sujetos de inmediato comenzaron a hacer llamadas a los familiares de Gutiérrez solicitándoles la modesta cantidad de seis millones de dólares por su liberación, cifra que fue disminuyendo hasta los 80 mil bolívares. Sus dolientes agregaron que en ningún momento perdieron las esperanzas de encontrar a Rómer sano y salvo, sus oraciones fueron escuchadas. Al momento de encontrarlo, la víctima presentaba signos de deshidratación, mañana irá a rectificar que goza de buen estado de salud.

«En un cambuche»

Con voz aún quebrantada, Rómer relató que lo mantuvieron encadenado en un «cambuche», ubicado en la frontera colombo-venezolana. Pero sus lugares eran rotados «a veces me encadenaban a un árbol en el día me mantenían con mecates y en las noches con cadenas», dijo.

Con respecto a los alimentos que le suministraban, dijo «me daban atún, frijoles, arroz, pescado, era una alimentación relativamente buena, pero estaba desganado, en ese tiempo no hice más nada que pensar en mis seres queridos y en la esperanza de verlos nuevamente, además estudiaba la manera de liberarme de esos sujetos, pero no encontraba una respuesta».

Eran extrabajadores de su hacienda

Rómer dijo que pudo reconocer a algunos de los sujetos que lo mantuvieron en cautiverio, «cuatro de estos hombres habían trabajado conmigo durante un mes. En su cautiverio otros hombres llegaban a apoyar la situación, eran como siete en total».

Bermúdez agregó que se trata de un grupo de hampones que opera en la zona Sur del Lago, al cual ya tienen plenamente identificada y en las próximas horas emitirán orden de captura en su contra, además agregó que investigan si estos sujetos pertenecen a una banda criminal que mantiene azotada a la zona Sur del Lago de Maracaibo.

Comente