El Papa le mandó un mensaje a Venezuela

PRINCIPAL_01
6 de julio, 2015 - 12:18 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Fotos: AFP

Después de dos años, el Papa volvió a su «querida» cuna sudamericana con un aclamado mensaje de «justicia social» para los pobres, en una gira que incluye a Bolivia y Paraguay

Quito —
En el inicio de su gira por Sudamérica, el papa Francisco abogó ayer por la «convivencia pacífica» en Colombia y Venezuela, países afectados por un conflicto armado y problemas políticos y económicos, respectivamente.

En un telegrama enviado al presidente Nicolás Maduro con ocasión de su sobrevuelo por territorio venezolano, el sumo pontífice dijo: «Pido al Señor abundantes gracias que le ayuden —al pueblo de Venezuela— a progresar cada día más en solidaridad y pacífica convivencia».

También se dirigió al mandatario Juan Manuel Santos, a quien reiteró su «cercanía y afecto por el pueblo colombiano, para el que pido al señor abundantes gracias que lo hagan progresar en los valores humanos y espirituales que le caracterizan, deseándole al mismo tiempo una prosperidad creciente y una convivencia pacífica».

Vuelta a Sudamérica

Después de dos años, el papa Francisco volvió a su «querida» cuna sudamericana con un aclamado mensaje de «justicia social» para los pobres, en una gira que inició en Ecuador y que incluye a Bolivia y Paraguay.

El primer papa jesuita y latinoamericano de la historia aterrizó hacia las 14:43 locales (19:43 GMT) en el aeropuerto Mariscal Sucre, a 20 km al este de Quito.

El fuerte viento que soplaba le arrancó el solideo cuando apareció por la puerta minutos después. Un Francisco sonriente bajó por las escaleras y recibió un abrazo del presidente Rafael Correa.

La visita de Francisco será «una gran oportunidad, y más aun con el mensaje del papa, para reflexionar sobre aquello de que estamos en el continente más cristiano del mundo, pero más desigual del mundo al mismo tiempo», dijo Correa.

Francisco celebrará dos misas campales, una en Guayaquil hoy y la otra en Quito mañana, a la que se espera asistan tres millones de fieles, incluidos miles de colombianos y peruanos que cruzaron las fronteras para verlo.

«Me encanta la prédica del Papa. Soy una de las que más admira a San Francisco de Asís y me encanta porque él hace todo igual: la humildad, el amor, el ver que el agua sea su hermana, que los pájaros son sus hermanos, que los perritos también», dijo María Criollo, una ama casa de 44 años al entrar a una iglesia quiteña.

Criollo, que se enorgullece de que su nieto lleve el mismo nombre de Francisco, prevé dormir hoy en el parque Bicentenario de Quito y asegurar un buen puesto para escuchar el mensaje papal.

El viernes el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, anticipó que durante su gira el papa abogará por un desarrollo con «justicia social».

«Lanzará una invitación a cuidar lo creado» e invitará a los latinoamericanos a buscar un desarrollo con «justicia social», de manera de construir un mundo que «tenga en cuenta a los pobres», aseguró Parolin en una entrevista.

Un viaje para los necesitados

A América Latina concentra a la mayoría de los 1.200 millones de católicos que se encuentran en todo el mundo. «Quiero ser testigo de esta alegría del evangelio y llevarles la ternura y la caricia de Dios, nuestro Padre, especialmente a sus hijos más necesitados, a los ancianos, a los enfermos, a los encarcelados, a los pobres, a los que son víctimas de esta cultura del descarte», anticipó el papa antes de empacar maletas. En su noveno viaje al exterior desde que asumió el pontificado, que se extenderá hasta el 12 de julio, Francisco pasará por Ecuador, Bolivia y Paraguay, países de mayoría católica y con un historial de pobreza y desigualdad que castiga principalmente a la población indígena.

El fuerte viento que soplaba le arrancó el solideo cuando apareció por la puerta

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente