Esto debio a la represión en las últimas protestas de ese país

EE UU revocó visas a más funcionarios en Nicaragua

Nicaragua
29 de junio, 2018 - 10:10 am
Con información de Agencias

El gobierno de Estados Unidos recalcó que mientras siga la represión en las protestas de Nicaragua, continuarán con las sanciones

Foto: Agencias

EE UU – La Embajada de Estados Unidos en Managua anunció este viernes la revocación de visas a más funcionarios y otros individuos involucrados en la represión de las manifestaciones y las violaciones de los derechos humanos en Nicaragua.

Lea más noticias: La Unión Europea acuerda la creación voluntaria de centros para migrantes en su territorio

«Este día, el Departamento de Estado revocó visas de otros individuos responsables de abusos contra los Derechos Humanos y/o por socavar la democracia en Nicaragua», indicó Laura Dogu, embajadora estadounidense, en una declaración pública.

La diplomática agregó que mientras el gobierno nicaragüense siga usando violencia para reprimir protestas pacíficas, seguirán revocando visas de los responsables.

El pasado 7 de junio, la Administración del presiente Donald Trump decidió restringir los visados a los individuos responsables de abusos de derechos humanos y culpables de socavar la democracia nicaragüense.

En esa ocasión los afectados por estas restricciones fueron funcionarios de la Policía Nacional, de gobiernos municipales y del Ministerio de Salud, especialmente los que dirigen o supervisan la violencia contra quienes ejercen su derecho a la libertad de expresión.

Ni en ese comunicado, ni en el de ahora Estados Unidos ha precisado el número total de personas sancionadas bajo esta medida ni los ha identificado.

Washington atribuye a las normas de confidencialidad el hecho de que no identifique públicamente a los implicados.

Un grupo de legisladores estadounidenses ha pedido a Trump que sancionase en concreto a dos funcionarios nicaragüenses, Francisco Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua, y Francisco López, tesorero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ambos muy próximos al presidente, Daniel Ortega, por su responsabilidad en la represión de las protestas antigubernamentales.

Ayer, la embajada estadounidense confirmó que solicitó a la Policía de Nicaragua la devolución o el pago de los vehículos que donó EE UU a la institución al considerar que están siendo utilizados para reprimir al pueblo en el marco de las protestas que han causado 285 muertos en el país.

La Policía de Nicaragua negó que hayan usado esos vehículos para reprimir las manifestaciones y transportar a fuerzas irregulares.

Nicaragua cumplió este jueves 72 días desde que se inició la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también como presidente, y que ha acabado con la vida de al menos 285 personas, según cifras de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

Las protestas contra el Gobierno comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, tras 11 años consecutivos en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

La respuesta de Nicaragua

La respuesta de Nicaragua a la decisión de Estados Unidos llegó en la voz del canciller, Denis Moncada.

«Hoy se han devuelto los vehículos a la embajada de EEUU, ahora exigimos el pago de los 16 mil millones de dólares para reparo de la guerra que financiaron en territorio nicaragüense con la Contra», dijo Moncada en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, la Policía Nacional negó en un comunicado que los vehículos se usaran para reprimir.

Parte de los vehículos donados por Estados Unidos a la Policía de Nicaragua

Parte de los vehículos donados por Estados Unidos a la Policía de Nicaragua

«Dichos medios de transporte eran utilizados para la atención de jóvenes en situación de riesgo y por las unidades móviles de Inspección de la Dirección Antinarcóticos», indicó la Policía Nacional.

Los organismos defensores de los derechos humanos, locales e internacionales, han señalado a la Policía de Nicaragua y a gruposparapoliciales de reprimir a los manifestantes, algo que ha generado una ola de críticas al Estado.

«El Departamento de Estado ha condenado la continua violencia y la campaña de intimidación por parte del Gobierno de Nicaragua, calificando de inaceptables los ataques y amenazas contra quienes se manifiestan de forma pacífica y contra la población en general», añadió la embajada estadounidense en Managua.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, además, indicó que insta a todas las partes a buscar una solución constructiva y pacífica a la crisis de Nicaragua mediante el diálogo nacional, en el cual la Iglesia Católica actúa como testigo y mediador.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en al menos dos ocasiones, ha criticado al gobierno de Nicaragua por reprimir las protestas.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente