55 mesas serán habilitadas en el Zulia

Colombia escoge hoy entre la paz y la guerra

2 de octubre, 2016 - 8:02 am
Agencias

Cerca de 35 millones de ciudadanos colombianos están convocados para responder a la pregunta «¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?». El plebiscito, aunque no era legalmente obligatorio, busca dar legitimidad y garantía de cumplimiento al acuerdo de paz logrado con las FARC en La Habana y suscrito el pasado lunes en Cartagena de Indias. Se requiere que la opción del «Sí» obtenga 4.536.992 votos, lo que representa el 13% del padrón electoral colombiano

Foto: Agencias

Colombia — Hoy domingo, los colombianos asistirán  a las urnas para decidir si apoyan o no los acuerdos de paz que el gobierno firmó con las FARC,  el pasado lunes en Cartagena.
El acuerdo sellado con un apretón de manos entre el presidente colombiano, Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Rodrigo Londoño Echeverri, más conocido como «Timochenko», busca poner fin a 52 años de guerra.

Cerca de 35 millones de ciudadanos están llamados a responder «sí» o «no»  «¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?».

El presidente de la República de Colombia  pretende así dar «legitimidad, sostenibilidad y garantía de cumplimiento» al acuerdo de paz acordado con las FARC en La Habana y suscrito el pasado lunes en Cartagena de Indias. No había obligación legal de convocarlo, pero sostiene que es un «deber democrático» consultar al pueblo por la trascendencia nacional de la decisión.

El Congreso colombiano fijó para este plebiscito un umbral mínimo de votos favorables para la aprobación del acuerdo: el 13% del censo. Es decir, para que la aprobación del acuerdo sea válida deberán votar «sí» al menos 4.536.992 de los 34.899.945 ciudadanos llamados a votar en el país o en el exterior.

Si gana el «sí»  se genera un mandato de implementación del acuerdo. Se pondría en marcha entonces el llamado procedimiento legislativo especial establecido por el Congreso para aplicar el acuerdo de paz, que  incluye la entrega de las armas en un plazo de seis meses y la incorporación a la vida política de los guerrilleros de las FARC.

Si los colombianos rechazan el acuerdo votando por el «no», el equipo negociador del Gobierno no se sentará de nuevo en la mesa de conversaciones, a pesar de que el presidente conservará sus competencias para hablar y llegar a acuerdos con grupos armados.

Palabras clave
,

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente