Así lo indicó la Policía

El atacante de explosiones en Austin dejó una «confesión de 25 minutos»

ROUND ROCK, TX - MARCH 21:  Law enforcement officials search for evidence at the location where the suspected package bomber was killed in suburban Austin on March 21, 2018 in Round Rock, Texas. Mark Anthony Conditt, the 24-year-old suspect, blew himself up inside his vehicle as police approached to take him into custody. A massive search had been underway by local and federal law enforcement officials in Austin and the surrounding area after several package bombs had detonated in recent weeks, killing two people and injuring several others.  (Photo by Scott Olson/Getty Images)
22 de marzo, 2018 - 11:29 am
Con Información de Agencias

Conditt Grabó un video de 25 minutos en su teléfono celular confesando haber construido los artefactos explosivos

Foto: Agencias

EEUU – Cuando el atacante de las múltiples explosiones en Austin, Texas, sintió que las autoridades estaban a punto de atraparlo en la noche de este martes, grabó un video de 25 minutos en su teléfono celular confesando haber construido los artefactos explosivos, pero no explicó por qué apuntó a esas víctimas. Así lo reveló en la noche de este miércoles el jefe interino de la policía de Austin, Brian Manley

Lo que sabemos del presunto atacante con bombas de Austin

«Es la manifestación de un joven muy problemático hablando sobre los desafíos en su vida que lo llevaron hasta este punto», señaló Manley. «Sé que todo el mundo está interesado en un motivo y en entender por qué. Y nunca podremos poner una (razón) detrás de estos actos», añadió ante los periodistas.

El video que grabó Mark Anthony Conditt, cuya serie de paquetes explosivos dejó dos personas muertas e hirió a cinco más en Texas, fue hallado en su teléfono móvil cuando la policía recuperó su cuerpo en la mañana de este miércoles. El celular estaba en posesión de Conditt cuando él murió, indicó la entidad.

Manley también sostuvo que Conditt no mencionó ninguna referencia a grupos terroristas o al odio.

El atacante se suicidó después de que la policía intentara detenerlo durante la mañana de este miércoles, en lo que los investigadores describieron como una explosión dentro de su auto.

Los agentes federales llegaron a la casa de Conditt ese mismo día, mientras la policía entrevistaba a sus compañeros de piso, en un intento por determinar si quedaba alguna bomba y si él actuó solo.

Mark Anthony Conditt

                                     Mark Anthony Conditt

Las autoridades creen que han conocido todas las bombas que Conditt fabricó, señaló Manley. Conditt, de 23 años, vivía en Pflugerville, una ciudad a las afueras de Austin, como lo revelaron registros públicos y vecinos de sus padres. Los agentes detuvieron e interrogaron a los dos compañeros de piso de Conditt este miércoles. Ninguna persona está bajo arresto, informó la policía de Austin.

Este martes se presentó una orden de arresto y una denuncia criminal contra el atacante, que lo acusaba de un cargo por posesión ilegal y transferencia de artefacto destructivo, informaron las autoridades. Una declaración jurada, que detalla las razones para la orden de captura y el cargo, está sellada, añadieron. Una tía de Conditt expresó que sus familiares están «devastados y destrozados por la noticia de que nuestra familia podría estar involucrada en algo tan horrible».

En la mañana de este miércoles, la policía de Austin realizó una «investigación posterior» en la instalación de FedEx donde se encontró una bomba intacta justo un día antes, de acuerdo a lo que publicó la entidad en su cuenta de Twitter. El lugar fue evacuado temporalmente, pero la policía sostuvo que la actividad normal se «reanudará».

Conditt fue un estudiante del Austin Community College entre 2010 y 2012, pero no se graduó reveló la institución.

atacante-bombas-texas-austin2

El atacante murió en una explosión dentro de su auto, mientras la Policía buscaba detenerlo en la mañana de este miércoles. (Crédito: Jay Janner/Austin American-Statesman via AP)

No se encontraron más bombas

Fred Milanowski, el agente especial encargado de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos en Houston, afirmó que se hallaron componentes para fabricar bombas similares a las que explotaron este mes en Austin dentro de una de las habitaciones de la casa donde Conditt vivía en Pflugerville. También había material explosivo de fabricación casera en el cuarto. Sin embargo, añadió el funcionario, no se encontraron bombas terminadas.

El video y un paquete intacto habrían ayudado a identificar al atacante

El video de un hombre dejando dos paquetes este domingo, en un lugar que la afiliada de CNN WOAI describió como una tienda de FedEx en el sur de Austin, parece haber sido determinante para ayudar a los investigadores a dar con la identidad de Conditt.

Las grabaciones de seguridad muestran a un hombre –que vestía guantes, una camiseta negra y una gorra– llevando dos paquetes dentro de la tienda. WOAI publicó las imágenes y el alcalde de Austin, Steve Adler, le dijo a CNN que la policía cree que la persona que allí aparece era responsable por las explosiones en Texas.

atacante-bombas-texas-austin3

Esta grabación de vigilancia, perteneciente a una tienda de envío ubicada en el área de Texas, muestra a un hombre con guantes que deja dos paquetes en el mostrador el pasado domingo, según reportó la afiliada de CNN WOAI. El alcalde de Austin, Steve Alder, le dijo a CNN que esa persona es sospechosa de los ataques con explosivos.

Esta grabación de vigilancia, perteneciente a una tienda de envío ubicada en el área de Texas, muestra a un hombre con guantes que deja dos paquetes en el mostrador el pasado domingo, según reportó la afiliada de CNN WOAI. El alcalde de Austin, Steve Alder, le dijo a CNN que esa persona es sospechosa de los ataques con explosivos.

La policía no ha dicho específicamente qué pasó con los paquetes que aparecen en ese video. Pero este martes, durante la última bomba conocida antes de que Conditt se suicidara, un paquete explotó en un transportador automatizado de un centro de clasificación de FedEx cerca de San Antonio, hiriendo levemente a un trabajador allí.

Y ese mismo martes, un paquete bomba que no explotó fue hallado en otra instalación de FedEx, cerca de Austin.

«La policía dice que usó ese (video) como la pieza final para resolver todo esto, realmente en las últimas 24 horas», explicó Tony Plohetski, un periodista de investigación del Austin American-Statesman, al programa “New Day” de CNN.

Por su parte, FedEx dijo que le proporcionó a las autoridades «evidencia exhaustiva» de su sistema de seguridad sobre los paquetes y la persona que los envió.

La familia de Conditt está «devastada»

Una tía de Conditt señaló este miércoles en una declaración que sus familiares estaban «devastados y destrozados por la noticia de que nuestra familia podría estar involucrada en algo tan horrible».

«No teníamos ni idea de la oscuridad en la que Mark debió haber estado», se lee en el comunicado. «Nuestra familia es una familia normal, en todos los sentido. Amamos, oramos y tratamos de inspirar y servir a otros», continúa el pronunciamiento.

«En este momento, nuestras oraciones son para aquellas familias que perdieron a su seres queridos, por aquellos afectados de alguna manera y por el alma de Mark. Estamos afligidos e impactados. Por favor, respeten nuestra privacidad mientras lidiamos con esta terrible, terrible información y traten de apoyarse unos a otros durante este tiempo », agregó.

 

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente