Alemania espió a Turquía, Clinton y a Kerry

qpplaceholder
17 de agosto, 2014 - 1:39 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Berlín — Un mes después de pedir al jefe de la CIA que abandonase Alemania por prácticas de espionaje «entre amigos» y de la detención de un doble espía alemán que filtró a Estados Unidos documentos internos, los servicios secretos de Merkel se vieron obligados a dar explicaciones sobre sus propias escuchas. Informaciones del semanario Der Spiegel indican que no se trató de un caso excepcional.

Berlín aseguró que el registro fue casual y no sistemático, pero Washington utilizó el dato durante la fuerte discusión que generó con Berlín el espionaje de la NSA, que realizó incluso escuchas al teléfono móvil de Merkel. Ni el BND ni el gobierno de Merkel comentaron lo publicado en Der Spiegel, fuentes de la seguridad alemana aseguraron que las llamadas no eran un objetivo de espionaje.

Comente