GUANIPA: JURA Y ASUME EL MANDO

gaston-guisandes
20 de octubre, 2017 - 7:38 am
Gastón Guisandes López / Editor

Guanipa: Debo decirte que ganaste, pero aclarándote que no te sacaste el Gordo de la Lotería; Por el contrario, vas a ejercer el gobierno en medio de la mayor cantidad de dificultades, cuya cantidad y diversidad de materias no alcanzarás a imaginar y, mucho menos, valorar las consecuencias que irán tejiendo el dédalo de materias que sin duda enriquecerán tu mundo interior.

El primer tropiezo que encuentras en tu camino es juramentarte ante los miembros de la ANC, so pena de no poder ejercer el cargo de Gobernador del Estado Zulia, cargo que ganaste por la voluntad del pueblo que te dio los votos que pediste.

No puedes defraudar a tus electores: Les pediste el voto y te lo dieron, incondicionalmente, confiando en que cumplirías tu promesa de gobernar para el pueblo de ganar la contienda; Juramentado en el cargo, asume tus funciones y gobierna según tus principios y convicciones que, a fin de cuentas, es lo que interesa: La rectitud moral y ética.

En esa variopinta de materias que se entrecruzan entre lo bueno y lo malo, lo sublime y lo perverso o la escogencia entre dos males, no siempre pudiendo seleccionar el mal menor, pasarán por tú mundo interior muchas horas de cada día, no pudiendo consagrar a estas más del tiempo límite que la naturaleza dio a esas encrucijadas de la vida.

Tus adversarios políticos, entre los cuales me cuento, no en balde se me conoce como rebelde, siempre con causa, según mi conciencia, están en la calle y asumiendo las consecuencias de sus actos: Guanipa, tus verdaderos enemigos ―peligrosísimos te resultarán algunos de ellos―, los tendrás muy cerca de ti y no pocos te llamarán, «hermano, compañero, amigo del alma, tu y yo para los salgan, etc.», amparándose bajo tu sombra y siempre buscando a quien echarle la culpa de lo que salga malo.

Si quieres hacer algo impactante por sus efectos sobre la ciudadanía, de gran valor cívico ―legal, moral y social―, cumple el trámite, netamente burocrático, e inicia la guerra contra la anarquía, esa carencia de autoridad o peor, esa existencia de la autoridad permisiva, que explica casi toda la suma de males que imperan entre nosotros, porque las leyes y las buenas costumbres son pateadas, cada día que pasa, por la sociedad toda, abriendo los espacios por donde se cuelan los malos en perjuicio de los buenos que cada día son menos.

Casi nada bueno podrás hacer si los malos gobiernan la calle: El crimen reclamará más y más espacio e impunidad, concesiones estas que horadaran tu poder, la autoridad y la majestad que lo rodean, que no es otra cosa que el prestigio que se impone a la desvergüenza del delincuente o del infractor quienes cuentan con la tolerancia y la complicidad de cuantos se agrupan para pasar por encima de la Ley y el Orden.

Apela siempre a los ciudadanos: Somos la barrera de contención de los malos y la fuerza de avanzada de los buenos. Exige a todos te presten ayuda, pues a fin de cuentas se trata del bien común, del orden social y del imperio de la ley.

Preséntate ante la ANC, cumple con tus electores y con quienes no votamos por ti; vale decir, con todos los ciudadanos del Zulia, Estado que habrás de gobernar por los cruciales próximos cuatro años, que incluyen la elección de los miembros del Consejo Legislativo Regional, los Alcaldes, los Concejales y el Presidente de la República.

Palabras clave
,

Comente