Productos colombianos se apoderan del mercado: legalizan la inflación

1990_Grande
16 de junio, 2016 - 11:58 am
Redacción Diario Qué Pasa

 

Los productos colombianos tienen mayores precios que los nacionales pero son un poco más económicos que los vendidos por los contrabandistas

Foto: Agencias

Los bachaqueros ahora usan como referencia para especular al pueblo, el precio de venta de los productos colombianos en los supermercados formales, a los que no se aplica la Ley de Costos y Precios Justos, que si se aplica a los procutos venezolanos. El secretario de Gobierno explicó la presencia de estos productos, a pesar del cierre de la frontera, recordando que para para las cooperativas wayúu esta medida no aplica. Villalobos también aseguró sobre esta «importación» que es «un acuerdo propuesto por particulares (dueños de supermercados o naturales), que con sus recursos bien sea en bolívares, pesos o dólares, puedan traer productos a precios más bajos que el de los bachaqueros»

A pesar del cierre de la frontera colombo-venezolana decretado por el presidente Nicolás  Maduro, el año pasado en el mes de agosto, camiones con productos colombianos están llegando a Venezuela a llenar los anaqueles de los supermercados. Que se encuentran vacíos, según el Gobierno nacional, por falta de producción y para la población  es culpa del llamado «bachaqueo» de productos.

Realizando un recorrido por los supermercados y mercados informales donde se venden productos de la canasta básica, se pudo constatar que los precios marcados entre los productos colombianos y los de producción nacional que están en los anaqueles todavía tienen un gran porcentaje de diferencia, se asemejan más a los precios de los productos (nacionales) que se venden en el mercado paralelo.

Al consultarle a empleados de distintos supermercados de la ciudad donde se comercializan los productos del país hermano sobre cómo hacen para traer la mercancía a Venezuela, indicaron que eran contratos y tramites que hacían directamente los dueños de los supermercados con proveedores colombianos.

Una fuente que pidió permanecer en el anonimato, declaró a QUÉ PASA que «esto se hizo porque se llegó a un convenio con los importadores y supermercados (que expenden productos como alimentos y productos de higiene personal y limpieza), de que los venderían a un precio menor que los de los bachaqueros, pero mayor al estipulado por el Gobierno nacional a través de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE); el objetivo final era lograr abastecimiento con productos colombianos».

Sin embargo, lo que parecía una solución, momentánea, se truncó cuando el gobierno colombiano decidió prohibir el paso de estos camiones hacia tierras venezolanas. Alegaron «contrabando de extracción»; irónicamente, lo mismo que sucedía —y sigue sucediendo— en Venezuela que pasan por trochas los productos de primera necesidad.

Valorados a dólar paralelo

Estos productos de la tierra neogranadina son comercializados a precio de dólar paralelo en supermercados privados, panaderías y farmacias de la ciudad, y no son fiscalizados por la Sundde.

Por su parte Clíver Alcalá, mayor general en situación de retiro, denunció a QUÉ PASA que a pesar de que la frontera está cerrada, los camiones con esa mercancía pasan al estado Zulia con conocimiento de las autoridades.

«A Maracaibo se están trayendo por las trochas camiones que venden aquí un producto de mala calidad a casi el precio del bachaquero  y no es un secreto que lo meten por la frontera a sabiendas de los militares que los dejan pasar violando todo el estado de derecho», denunció el general.

Asimismo Alcalá cuestionó: «¿Para qué vas a traes una harina de Colombia en más de mil bolívares cuando obligas al productor nacional a venderla ahora con el nuevo precio en Bs. 190 obligándolo a él a que no produzca porque no le ve ganancias?». 

No hay convenio con Colombia

El general de Brigada Alejandro Pérez Gámez, comandante del Comando de Zona 11 de la Guardia Nacional Bolivariana, al ser consultado por este rotativo sobre el ingreso de estos productos dijo que no existe ningún convenio entre el gobierno venezolano y  el colombiano.

«Por los canales regulares no están entrando los productos porque la frontera está cerrada y no se permite que entren camiones con productos», afirmó.

Una ama de casa indicó: «Prefiero comprar los productos colombianos que están un poco por debajo a los del mercado informal, que comprarlo en el centro de la ciudad y mercados populares que alteran el contenido del producto».

Vía de escape

El secretario de Gobierno Giovanny Villalobos, indicó que cuando comenzó la «guerra económica» en el país, que consistió en el desabastecimiento de productos básicos  que hoy también es originado por el bachaqueo, decidieron reunirse con el Gobierno nacional para llegar a un acuerdo y permitirle el acceso a camiones con los productos que escasean en el mercado venezolano.

«En un acuerdo propuesto por particulares (dueños de supermercados o naturales), que con sus recursos bien sea en bolívares, pesos o dólares, puedan traer productos a precios más bajos que el de los bachaqueros de Colombia, Bolivia, Panamá, Brasil y de  cualquier país  para abastecer el mercado venezolanos hasta que se establezca la producción nacional con los ajustes que se están haciendo».

Villalobos, explicó que la frontera siempre ha estado abierta para los wayúu y ellos son los dueños de más de 100 cooperativas que son las autorizadas de que entren más de 120 camiones diarios con productos de la canasta básica a Venezuela  para abastecer los anaqueles de los supermercados.

«El estado no ha puesto ni un solo centavo para la adquisición de esos productos, son los privados los que están invirtiendo y le hemos establecido un margen de ganancia entre 8 y 15% que consideramos justo por los gastos que realizan para traer el producto al país. Nuestro deber es garantizarle a la población los productos que necesita» manifestó.

«La Fuerza Armada es la encargada de supervisar la entrada de esos camiones en una alcabala allá en la frontera y se les coloca un código para cuando llegue a la ciudad de Maracaibo pase por los otros puntos de registros y se distribuya a los supermercados».
Para finalizar agregó que los productos también llegan al país por vía marítima y aérea. El objetivo es que se abastezca el mercado con productos importados hasta que se equilibre con los productos nacionales.

Al preguntarle a los dueños de supermercados como pagaban sus productos unos indicaron que con la moneda nacional (bolívares), pero los distribuidores se los cobran al precio del peso fronterizo  o dólar paralelo.

No solo las cooperativas pasan

Asimismo, la dueña de una pequeña bodega ubicada al sur de la ciudad. Afirmó que a ella le distribuyen los productos neogranadinos unos vecinos que viajan hasta Colombia y traen la mercancía, también agregó que se los paga en bolívares, pero al cambio del peso fronterizo. Es por esto que los anaqueles de los establecimientos privados están llenos de productos importados a precio del dólar paralelo.

Durante la investigación se pudo constatar que los productos colombianos, no tienen marcado en el empaque el precio PVP como generalmente le exige el Gobierno a los productores nacionales. Arelis Villasmil, ama de casa, expresó: «Los supermercados están vendiendo al precio del dólar negro y son productos colombianos, que comprarlos en el mercado informal que son casi los mismo precios, pero el sueldo y el cestatique no alcanzan para estar comprando estos productos».

El gobierno colombiano cerró la frontera para impedir el paso de productos hacia Venezuela

Foto: Agencias

Comente