Precios del pollo, carne, arroz y otros no serán fiscalizados

1208_22_01
26 de marzo, 2014 - 12:12 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Maracaibo — El incremento en el precio de algunos alimentos es un hecho. Una fuente ligada al sector industrial nacional ratificó a QUÉ PASA que importadores, productores y distribuidores venezolanos se reunieron con representantes del Gobierno nacional y acordaron en «un pacto de caballeros», ajustar el precio de algunos rubros, sin embargo, dichos productos no serán fiscalizados, pues aún no están en Gaceta Oficial.

En la reunión, los empresarios venezolanos pidieron divisas y la liberación de los precios de los productos regulados. Ante esta petición el Gobierno nacional acordó sumarle 15 % (gastos operativos) al margen de ganancia máximo del 30% establecido previamente en la Ley de Costos y Precios Justos, lo que significa un 45% total en ganancia para algunos productos.

Asimismo, el Gobierno accedió a negociar y acordar, por ahora, el precio del pollo, café, aceite, azúcar, arroz, carne y jugos pasteurizados.

Cabe destacar que anteriormente el presidente de la República Nicolás Maduro anunció la discusión de los precios de los productos de la cesta básica.

La fuente consultada por este diario indicó que en las reuniones estuvo el vicepresidente ejecutivo de la República Jorge Arreaza, el ministro de alimentación, Félix Osorio; la superintendente nacional de Precios Justos, Andreína Tarazón y el ministro de Comercio, Dante Rivas.

Agregó que los empresarios solicitaron el incremento en los precios de los productos argumentando que tienen dificultad para producir con el precio final vigente. Además expuso que la finalidad de las mesas de trabajo entre el Gobierno nacional y los sectores productivos del país es que exista el producto en el mercado y se cumpla la Ley de Costos y Precios Justos, particularmente la adecuación de los precios ajustados a la realidad tomando en cuenta la estructura de costos.

Sostuvo que la situación económica actual se derivó luego que los mecanismos de administración de divisas comenzaran a fallar; se le otorgarán a algunos empresarios divisas para que importaran productos que finalmente no llegaban al país, y ellos vendieran esas divisas en el mercado negro a pequeños comerciantes que compraban productos con esa moneda, y por consiguiente le colocaban un precio elevado a los bienes.
Puntualizó que esa situación produjo la escasez y la inflación existentes en Venezuela, porque si el producto escasea aumenta su precio.

Por ahora el ajuste de precios no saldrá en Gaceta Oficial por lo cual los consumidores no tendrán como confirmar el precio real del producto salvo lo publicado en los medios de comunicación.

Usuarios han denunciado usura ante este rotativo, como la señora Martiza Castro, quien entregó un tique de compra en un Mercapollo que vendió el kilo de pollo por encima del precio previamente establecido entre el Gobierno y empresarios. Este comercio no se comporta como «caballero».

Foto: RA

Comente