Los precios del petróleo venezolano suben, pero la producción cayó en diciembre

PDVSA corre el riesgo de un paro laboral y más caída de producción

6A
24 de enero, 2018 - 3:04 pm
Ricardo Serrano / [email protected]

Iván Freites, del Sindicato de Trabajadores Petroleros, advierte que 110 mil trabajadores podrían perder su empleo por la recesión

Foto:Anencias

Caracas — La debacle de PDVSA no tiene un techo, ni un límite. La espiral puede acentuarse y profundizarse hasta un punto de no retorno, según asevera José Toro Hardy, exmiembro del Directorio de Petróleos de Venezuela durante el período 1996-1999.

Sin embargo, las alarmas se enciende no solo por el mermado nivel de producción, sino también por el escenario de un paro laboral a lo interno de la estatal petrolera.

Y es que el pasado 16 de enero, Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, había alertado que PDVSA no tiene ingresos y podría ser «centro de un ataque catastrófico».

En contexto, la situación de PDVSA se perfila de la siguiente manera, según argumenta el gremialista petrolero.

Por cada 100 dólares que entran a Venezuela por concepto de exportaciones de crudo, 94 ingresan por la producción de 1 millón 600 mil barriles de petróleo y dados los niveles actuales de inversión y operatividad, la producción podría caer a 1 millón 100 barriles.

Por ello, Freites advierte que si ese escenario ocurre a lo interno de la estatal, quedarían desempleados unos 110 mil trabajadores, aunado al éxodo masivo de empleados que han abandonado la compañía por precarias condiciones salariales.

Una contracción laboral en la estatal afectaría la capacidad instalada hasta el punto de cumplirse el escenario proyectado por la agencia financiera Nomura Holdings, que estimó una disminución en la producción de 25% en 2017 con 1,44 millones de barriles por día y por esa vía podría dirigirse la aceleración de caída de la producción de PDVSA en 2018.

Otro factor que afectaría el futuro de PDVSA, junto a un fuerte paro laboral, alertado por el sindicato, es la denuncia que Freites planteó sobre que la refinería de Amuay está produciendo solo 180 mil barriles por día y la refinería de Cardón, 150 mil, siendo estas dos las únicas que aún refinan petróleo en el país, asegura.

«Prácticamente las refinerías venezolanas están inoperativas», denuncia el gremialista.

Comente