Panaderos se alzan y exigen harina a Cargill

5-AAA_01
1 de julio, 2015 - 11:39 am
Redacción Diario Qué Pasa

Panaderos protestaron a las afueras de la empresa Cargill en el estado Zulia

Foto: Carmen Salazar

Ayer se le llenó de gente el portón a Cargill, cuando un grupo de propietarios de panaderías populares de Maracaibo, El Moján y San Francisco se apostaron a las afueras de la empresa para exigir un cupo para adquirir la harina de trigo a precio regulado. Y aunque por un lado la compañía negó tener materia prima para elaborar la harina, por otro ofrecen «disminuir el despacho a los clientes fijos» para otorgar un porcentaje a los pequeños panaderos. Entonces ¿Hay o no hay?

San Francisco — Ayer, desde tempranas horas de la mañana, un nutrido grupo de propietarios de panaderías populares de Maracaibo, El Moján y San Francisco se apostaron a las afueras de la empresa Cargill, ubicada en el kilómetro 3 ½, vía a Perijá, para  exigir un cupo para adquirir la harina de trigo a precio regulado.

Al llegar, los afectados fueron abordados por el personal de seguridad de la empresa, quienes presuntamente amenazaron a los presentes con llamarles a la Guardia Nacional, si no se retiraban del lugar.

Luego de un diálogo entre las partes, la gerencia de Cargill aceptó que una comisión de los panaderos ingresara a exponer sus inquietudes.

Luis Angarita, presidente de la Asociación de Panaderías, Pizzerías y Pastelerías del estado Zulia (ASOPPAEZ), lideró el grupo, acompañado de dos voceros y una secretaria. Allí, sostuvieron una conversación  de pocos minutos con uno de los gerentes de la planta. El resultado del dialogo no fue fructífero. Cargill aseguró no tener producción por falta de trigo, a consecuencia de la falta de divisas para la compra de este insumo.

«Nos dijeron que si queríamos nos fuéramos a Caracas, a la Asamblea Nacional o que habláramos con el propio Maduro, pero ellos no podían hacer nada, porque no hay trigo en los silos», detalló Angarita.

El vocero empresarial les dejó la posibilidad de una segunda conversación, sobre la propuesta de disminuir el despacho a los clientes fijos de la empresa para otorgar un porcentaje de sacos de harina a la asociación y palear un poco la crisis. Sin embargo, esta posibilidad no quedó suscrita, ni con fecha precisa.

«Sí hay harina»

Marcos Hernández, vocero de ASOPPAEZ aseguró que es imposible que este molino no tenga harina, pues solo Cargill y Monaca producen el cernido y en la calle los bachaqueros tienen los sacos con el sello y emblema de dichas empresas.

«Estamos cansados de comprar el saco de harina a Bs. 5.500 o 6 mil, cuando el precio regulado de Bs. 1.300 y sabemos que Cargill le despacha a las panaderías grandes como La Ritz, La Romana y otras el producto en sus puertas. No es justo, queremos igualdad», refutó el panadero.

Se las inventan

Desde comienzo de año, estos panaderos vienen sufriendo los embates de la ausencia de la harina. Muchos han modificado sus horarios de trabajo; incluso no laboran los fines semana porque el inventario no les da abasto para iniciar la siguiente semana. La mayoría de estos panaderos sacan a flote su negocio con seis sacos diarios, pero con la merma trabajan solo con dos o tres sacos. «Cuando me quedo sin harina salgo a comprar pan ya elaborado en otras panaderías para no dejar a los clientes sin el producto y no cerrar el negocio», dijo Hernández.

A la fecha, un 30% de los 200 asociados tienen un cierre técnico de sus panaderías; Aquellos que aún sobreviven solo ofrecen pan salado y dulce, las variedades como pan de hamburguesa, perros calientes y otros no pueden producirse. Los panaderos aseguraron continuar en píe de lucha y se dirigirán a Caracas a buscar respaldo de los organismos competentes.

Comente