Comprar una casa más que una necesidad es un lujo

Mercado venezolano inmobiliario está cuesta arriba

6a
26 de junio, 2016 - 10:19 am
Licsandra Matos / [email protected]

El venezolano que decida formar una familia y buscar donde vivir le resulta difícil, el mercado inmobiliario asegura que es imposible

Foto: Agencias

Caracas — En Venezuela cada vez es más difícil la adquisición de bienes.  El mercado inmobiliario está registrando una importante contracción, respecto al precio de cotización del metro cuadrado para el cálculo de venta de una vivienda para la clase media, frente al resto de los países del área, así como la construcción de urbanismos y acceso para la compra.

Carlos González Contreras, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), atribuyó la situación a la inamovilidad de los estamentos legales que rigen al sector y a la indisposición gubernamental a estudiar la situación bajo el escenario real de la economía actual.

«Los proyectos habitacionales que algunos pocos promotores se atreven a emprender no pasan de 20 o 30 unidades, esto, en las capitales de los estados, y estos financiados a pulmón porque el financiamiento bancario no es el más idóneo», aseguró Contreras.

Contreras en una análisis económico observó que en Lima. Perú, por ejemplo, el precio del metro cuadrado se ubica en 2 mil dólares, mientras que en Venezuela oscila al equivalente de mil o 1.500 dólares.

Según Roberto Orta Poleo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana, la imposibilidad del venezolano de responder al costo de una vivienda es determinante.

Estima que los precios de los inmuebles y el monto de los créditos para adquirirlos guardan una diferencia insalvable para la mayoría.

Adquisición

Una familia que devenga hasta cuatro salarios mínimos puede optar a préstamos bancarios por 4 millones de bolívares, y aquellos con salarios de Bs. 300 mil, pueden optar a créditos por Bs. 11 millones.

Considera que la opción de la preventa, no permitida por la Ley de Estafa Inmobiliaria, era una salida para las familias clase media. Cree que es este uno de los factores, junto a la Ley de Arrendamiento que acaba con las esperanzas de las nuevas familias.

Por su parte, Aquiles Martini Pietri, expresidente de la CIV, insistió en que deben explorarse otras opciones que oxigenen al sector, el darle libertad a la Banca para financiar viviendas fuera de la cartera obligatoria sigue siendo una opción. «El empobrecimiento del venezolano se refleja en el sector».

Situación actual

La corta adquisición económica de los venezolanos es fuerte impedimento para planificar comprar una casa.

Sin embargo, las ideas de arrendamiento son una opción para quienes no cuentan con un capital propisio para negociar con agencias de bienes raices. Estas ahora buscan ideales para satisfacer las necesidades del comprador.

Comente