«Gobierno devaluará moneda e incrementará gasolina en casi 3.000%»

1862_9A
31 de enero, 2016 - 2:23 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Guerra enfatizó que el país necesita un financiamiento externo para mejorar la situación económica

Foto: Agencias

También destacó que la tasa de cambio preferencial de 6,30 bolívares por dólar pasará a 30 bolívares, mientras que desconoce en cuánto se ubicará la tasa Sicad

Maracaibo —
De acuerdo con una entrevista publicada en el diario El Carabobeño, el diputado y miembro de la Comisión Permanente de Finanzas, José Guerra está convencido de que dos decisiones de gran impacto serán tomadas por el Gobierno nacional: la devaluación de la moneda en 376,19% y el incremento del precio de la gasolina en casi 3.000%.

De acuerdo con el parlamentario, la tasa de cambio mantenida sin variaciones desde febrero de 2013 en 6,3 bolívares por dólar pasará a 30 bolívares. Se desconoce el valor que tendrá el tipo de conversión manejado como Sicad establecida en 13,5 bolívares.

Sobre el ajuste del precio de la gasolina, indicó que se incrementará de 0,097 por litro que cuesta actualmente la de 95 octanos, a dos o tres bolívares, lo que implicaría que llenar el tanque de un vehículo estándar costará entre 80 y 120 bolívares. Según cálculos de especialistas el costo de producción de un litro de gasolina es de 2,7 bolívares.

Aseguró que «la devaluación le dará mucha más plata al Estado que el nuevo precio de la gasolina», al tiempo que aseguró que  la crisis económica del país no es por falta de bolívares sino de dólares.

«Las reservas internacionales están prácticamente agotadas en 15 mil millones de dólares de los que solo mil 500 son líquidas porque el resto está en oro. Eso explica que el Cencoex no entrega dólares, que no hay cupos para viajeros ni electrónicos y no se pueda importar».

Préstamos

Agregó que ni con un incremento a 30 o 35 dólares por barril de petróleo la situación va a mejorar a menos que se dé un financiamiento externo.

El legislador aseguró que se requieren 30 mil millones de dólares para comenzar a cancelar la deuda a los proveedores internacionales que suspendieron líneas de crédito. En total se deben 12 mil millones, «pero se puede pagar 6 mil para recuperar los préstamos y dar garantía de que en lugar de acumular más deuda se cancelará con la generación de ingresos. El resto se debe destinar para la importación de la materia prima que requieren las industrias para su reactivación».

Destacó que «se requiere de un equipo que dicte un plan económico serio(…) Se ve que no hay armonía en políticas económicas, no tienen un verdadero plan. Solo tienen medidas aisladas».

Comente