Inflación en Venezuela podría terminar el año en tres dígitos

1792_8A
18 de noviembre, 2015 - 3:03 pm
Redacción Diario Qué Pasa

El FMI presentó en colaboración con la Fundación Ramón Areces, el informe Perspectivas Económicas-Las Américas 2015

Foto: Agencias

El organismo presentó ayer en Madrid un informe llamado «Perspectivas Económicas-Las Américas 2015»


Madrid
— El Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que en Venezuela «el manejo del gobierno ante la caída de los precios del crudo no es bueno, por lo que pronosticó que el país suramericano podría terminar el año con inflación de tres dígitos, en medio de una profunda escasez y severos controles de precios y de divisas».

El organismo internacional ha emitido una alerta hacia Suramérica y Venezuela de los riesgos de no tomar las medidas inadecuadas en políticas fiscales. Al país le recomendó corregir urgentemente  las políticas insostenibles (con pésimas consecuencias sociales).

Estas declaraciones las presentó ayer el FMI en Madrid, el informe «Perspectivas Económicas-Las Américas 2015», un estudio en el que se ha analizado el desarrollo de la política económica de las grandes potencias mundiales, así como la repercusión que estas tendrán en la economía latinoamericana.

Explica el informe, «si bien las condiciones financieras siguen siendo acomodaticias en las economías avanzadas, las presiones financieras y la volatilidad en los mercados emergentes han aumentado, observándose cierta retracción de los flujos de capitales y presiones a la baja sobre los precios de los activos y las monedas».

En general, añade, «los riesgos para las perspectivas mundiales se mantienen inclinados a la baja», en un contexto de incertidumbre con respecto a la desaceleración del crecimiento de China y la perspectiva del despegue de las tasas de interés de Estados Unidos.

En este contexto mundial, la actividad en América Latina y el Caribe continúa desacelerándose. Se proyecta que el crecimiento del PIB real disminuya por quinto año consecutivo, tornándose ligeramente negativo en 2015 antes de repuntar levemente en 2016.

Los principales riesgos a nivel global, incluyendo un ajuste brusco de las tasas de interés de EE UU o una desaceleración adicional en China, podrían afectar de manera desproporcionada a América Latina.

Comente