Hiperinflación deja sin medicinas a los venezolanos

6A
17 de febrero, 2018 - 10:03 pm
Ricardo Serrano / [email protected]

Debido a la escasez de divisas que sufre el sector importador farmacéutico, se han creado mercados informales que las venden hasta en cinco veces su precio de mercado luego de traficarlas desde la frontera con Colombia

Foto: Agencias

Caracas – Son dos los factores clave que han disparado los precios de los medicamentos. El primero, la falta de liquidación de divisas al sector privado, (en penas un 26%) ha restringido la capacidad de la industria farmacéutica para importar componentes bioquímicos para la elaboración de los medicamentos.

El segundo, el aceleramiento del ciclo hiperinflacionario que vive el país que ha forzado a los farmaceutas y las grandes cadenas de la industria a remarcar sus precios para evitar quedar muy por debajo de la línea de sostenibilidad de su estructura de costos.

«El acceso a los medicamentos está muy limitado por la hiperinflación y la escasez. Lamentablemente son muchos los pacientes que no pueden pagar las medicinas, lo que ocasiona graves consecuencias a la salud», afirmó Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven).

Un fármaco para la hipertensión arterial, que trae 30 cápsulas, cuesta 2.300.000 bolívares. Una caja de 30 pastillas de Valsartán para el control de la hipertensión está en 579.800 bolívares. Los antibióticos como Levofloxacina se consiguen en 1.800.000 bolívares, lo que equivale a un poco más de siete salarios mínimos.

El consumo cayó

El índice de compras de medicamentos ha mermado. Y es que según un informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el consumo per cápita de medicamentos es de 9 unidades, mientras que en 2014 se consumían 22 unidades por persona.

El consumo descendió un 59% en tres años. De noviembre de 2016 a noviembre de 2017 se distribuyeron 280 millones de unidades.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente