Estiman más cierre de empresas, inflación y desempleo

Gremios se manifiestan en contra del aumento salarial

Conindustria, Consecomercio y Fedecámaras
4 de julio, 2017 - 3:53 pm
Elienne Contreras / [email protected]

Conindustria, Consecomercio y Fedecámaras coinciden en que los comerciantes  deberán ajustar los precios de bienes  o servicios a su nómina

Foto: Agencias

Caracas – Este lunes el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) y la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) se pronunciaron en el programa A tiempo de Unión Radio en relación al incremento salarial decretado el domingo por el presidente Nicolás Maduro y que sitúa el salario mínimo en Bs. 250 mil 531.

Empresas en riesgo

Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria,  rechazó la medida argumentando que pone en riesgo a más del 40% de las empresas. Explicó que en una encuesta entre sus agremiados el 44% respondió que no podría seguir operando en los próximos dos años  si continuaba el entorno actual.

Olalquiaga sostuvo que hay un incremento nominal del salario pero apuntó que el poder adquisitivo está cayendo. «El salario mínimo es una fracción de lo que era años atrás, y la dificultad de las empresas para poderlo pagar radica en que sus niveles de operación está bajo», expresó al tiempo en que destacó que  los constantes aumentos «son una manifestación clara» del empobrecimiento de las personas.

Ajuste de precios a nómina

La presidente de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, aseguró que Venezuela se encuentra en una economía hiperinflacionaria y la solución para los comerciantes es subir los precios ajustándose al pago de sus nóminas.

Recalcó que los empresarios no podrán importar productos porque los aranceles significan una carga «demasiado alta» para el costo del producto y el precio es muy elevado para el usuario final.

Además coincidió con Olalquiaga y precisó que el aumento salarial del 50% traerá mayor desempleo y comercios cerrados aunado a la pérdida de poder adquisitivo para los ciudadanos comunes.

«Desproporcionados»

Por su parte, el presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, cuestionó que el Ejecutivo haga aumentos de forma «desproporcionada y sin estrategias de política económica». Advirtió que dicho incremento será responsable del cierre progresivo de pequeñas y medianas empresas.

Diágo tripartito

Martínez sugirió que tras el aumento surge «una buena oportunidad» para realizar un diálogo tripartito y de esta manera darle oportunidad a los dirigentes sindicales de expresar su opinión con respecto a posibles estrategias salariales para el país, aunque reconoció no tener muchas esperanzas al respecto.
El agremiado sostuvo que cada aumento se traduce en pérdida de mercado, de clientes y  de ganancias.  Asimismo, acotó que el responsable de la inflación en el país y no el aumento de precios por parte de los comerciantes.

Contexto

Cabe destacar que sólo en lo que va de 2017, con tres ajustes decretados por el jefe de Estado venezolano,  el salario mínimo ha experimentado una subida del 360% y de más del 1.000% desde enero de 2016, cuando el sueldo de un trabajador era de 9 mil 648 bolívares al mes.

Comente