Grecia no aceptará acuerdos «humillantes»

1616_8 AAA
24 de mayo, 2015 - 12:41 pm
Redacción Diario Qué Pasa

 

Grecia podría no pagar el próximo vencimiento de su deuda externa, que debe hacerse efectivo el 5 de junio al FMI

Foto: Agencias

 

El ministro griego Alexis Tsipras manifestó ayer que las nogociaciones entraron en la «recta final»

Grecia —
El primer ministro  griego, Alexis Tsipras, dijo ayer que Grecia está dispuesta a aceptar un acuerdo «viable y duradero» con sus acreedores, pero no en «términos humillantes».

Tsipras, quien se reunió con dirigentes de la coalición de izquierda en el gobierno, describió los logros de Syriza en sus primeros cuatro meses en el gobierno, los cuales han sido dominados por las negociaciones con los prestamistas del país helénico, fuertemente endeudado.

Asimismo, sostuvo que las negociaciones habían entrado en una «recta final», dio a entender que hay mucho camino por recorrer y que el pueblo griego no puede aceptar más medidas de austeridad.

Igualmente, acusó al Fondo Monetario Internacional (FMI) de apegarse a demandas poco razonables y acusó a funcionarios europeos no identificados de anticipar el fracaso de las negociaciones.

Situación

A la espera de que den fruto las negociaciones entre el gobierno y sus acreedores, las empresas griegas funcionan bajo mínimos, empezando por los proveedores del Estado.

Maggie Minoglou, editora de libros universitarios en Atenas, asegura no haber conocido jamás una «situación semejante», ya que «en estos tres últimos años», a pesar de la crisis financiera, «las cosas no iban tan mal».

Los libros de los estudiantes griegos son pagados por el Estado, que remunera directamente a los editores, una vez por semestre, explica esta editora de las ediciones Kritiki.

«No hemos recibido nada desde septiembre, y lo peor es que no sabemos si recibiremos algo».

«La única respuesta del ministerio es: ‹esperen, no hay dinero›».

El miércoles, ante un foro de empresarios en Atenas, el propio ministro de Finanzas Yanis Varoufakis se declaró «aterrado por la asfixia financiera» infligida a la economía griega.

Comente