Fundación Danac: el semillero de Venezuela

1390_9-A-2_01-03
29 de septiembre, 2014 - 4:16 pm
Redacción Diario Qué Pasa

Foto: Agencias

En Danac cuentan con tres laboratorios donde mejoran genéticamente las semillas para una mejor productividad.

Maracaibo — Danac es una fundación que creó Empresas Polar hace 27 años, ubicada en San Javier, estado Yaracuy, la cual tienen como finalidad desarrollar tecnología de mejoramiento de semillas de maíz, arroz y soya, así como el desarrollo de estudios en sistema agroforestales.

Juan Raúl Salas, gerente general de la fundación para la investigación agrícola, Danac, fue consultado vía telefónica por QUÉ PASA sobre la tecnología que usa la fundación, y si esta es suficiente para lograr mayores niveles de productividad o debería permitirse incursionar más en otro tipo de tecnología como los cultivos transgénicos —cultivos genéticamente modificados—.

En ese sentido, indicó que «cualquier tecnología que pueda permitir un aumento de la productividad debe ser analizada, fomentada por el Gobierno nacional, de manera que uno pueda obtener una mayor soberanía alimentaria y podamos cubrir nuestras necesidades con las áreas que tenemos para sembrar», como el mejoramiento genético utilizado por la fundación; agronomía de precisión que permita determinar cuánto se va a aplicar en cada área para maximizar la productividad en la cosecha; equipos que permitan una cosecha donde haya menor pérdida, así como tecnologías en las cuales los cultivos o semillas tengan genes traídos de otras variedades como la transgénica», y recordó que en Venezuela no está permitido investigar ni traer semillas de ese tipo.

Mejoramiento genético

El gerente general de la fundación expuso que el mejoramiento genético que realizan en las semillas de maíz, arroz y soya es el tradicional el cual busca tomar plantas que tienen ciertas características y hacer cruces entre ellas. Por ejemplo, se realiza un cruce de un padre con una madre y eso genera un individuo diferente que generalmente se comienza a validar si tiene las características mejoradas que se están buscando.

Sostuvo que es un proceso que pasa en la naturaleza, solo que el investigador escoge los individuos que se van a mezclar y en la naturaleza ocurre aleatoriamente. «En Venezuela ese es el que se utiliza por todos los centros de investigación que realizan mejoramiento de semilla», agregó.

Semillas

Todos los años, la fundación lleva los híbridos mejorados a ser aprobados por el Servicio Nacional de Semillas (Senacem), en la mayoría de los casos esos híbridos son aprobados para su comercialización y los ponen a disposición de las casas semilleristas. «Fundación Danac no comercializa con los híbridos. Hacemos convenios con casas semilleristas que existen en Venezuela, incluyendo las casas del Gobierno como Agropatria, donde se transfiere y la licencia, tecnología, los productos y ellos los utilizan, hacen los cruces y venden el producto».

Logros

Con respecto al mayor avance que ha tenido la fundación, el director dijo que su éxito ha sido claramente el arroz. Desde hace algunos años han tenido una semilla que ha aumentado la productividad sustancialmente, una semilla que en ensayos de campo puede dar hasta 11-12 mil kilos por hectárea, cuando el promedio en Venezuela es de 5.500 a 6.000 kilos, que es la SD20A.

En el caso de la fundación, desde el 2009 en los ensayos del Senacem, todas las semillas han estado en el tope de las cinco primeras semillas de productividad y certificación.

Tecnología

Danac tiene tres laboratorios que apoyan el proceso de mejoramiento genético de las plantas; un laboratorio de calidad de granos y semillas, el cual valida que cualquier semilla colocada a disposición del agricultor cumpla con los requerimientos de la agroindustria y del consumidor, haciéndole pruebas para que tenga un rendimiento apropiado.

«En el caso del arroz, se hace que el arroz no se parta durante el proceso de pulido y ensacado, que tenga el contenido de amilasa necesario para que sea el arroz que nos gusta a los venezolanos, un arroz blanco y suelto», explicó Salas.

También cuentan con un laboratorio de protección vegetal, el cual se encarga de validar la resistencia que tengan los ensayos que hacen los mejoradores, «qué tan resistentes son a las diferentes plagas y enfermedades».

Y el tercer laboratorio es el de biotecnología agrícola; que cuenta con el área de biología molecular, en la cual a través de una técnica de marcadores moleculares, tomando el ADN de la planta se determinan unos marcadores que le permiten al investigador poder determinar antes de que la planta crezca si tienen las características que se están buscando.

«Básicamente lo que nosotros buscamos es que tengan mayor productividad, bien sea porque se logra mayor cantidad de peso del grano, una mazorca más grande en el caso de maíz, o porque es más resistente a enfermedades por lo tanto el agricultor va a tener que aplicar menos agroquímicos, y tendrá un mejor rendimiento de campo», puntualizó el gerente general.

Asimismo, resaltó que en el año 2009 superaron a las semillas importadas y la diferencia entre una semilla importada y una semilla de la fundación en los ensayos no llega a más del 10%, lo cual es superable como un manejo agronómico apropiado contra una semilla importada.

Arroz


En arroz han desarrollado en los últimos años cinco variedades, de las cuales dos ya no están en el mercado; pero hace tres años se desarrolló una variedad denominada SD20A, la cual es la más comercializada y sembrada en Venezuela. «Es una variedad de arroz que tienen una alta productividad, resistente a las plagas». Y también queda la MD248 que tiene alto rendimiento.

En el 2013 más del 75% de las certificaciones del Senacem era de semillas SD20A, «porque Agropatria dio un impulso fuerte y certifico y la puso a disposición de los agricultores», dijo el representante de Danac.

Soya


Otra de las semillas con las que trabaja Fundación Danac es la de soya, de la cual tienen una variedad de que está bien adaptada al clima venezolano, «hace un año volvió un resurgir por la semilla nacional. Hemos hecho acuerdos de nuevo con Agropatria y una casa semillerista nacional, este año tienen una importante cantidad de kilos que han sido multiplicados y están esperando el fin de ciclo para su certificación. Este año ha sido de éxito con la vuelta de la semilla de soya, debido a un impulso que le dio el Gobierno nacional y eso permitió que hubiera un repunte de la siembra y la multiplicación de la semilla».

Maiz


Con respecto al maíz tienen varios híbridos; 255, 349, 348. En el caso de las semillas de híbridos de maíz no ha habido una comercialización adecuada por parte de las casas semilleristas, debido a limitantes de productores que quieran comenzar en el rubro de producción de semilla. «En el 2009 en Venezuela había una buena producción de semilla hibrida de maíz, sin embargo, los productores se fueron saliendo del rubro por temas de precio, y ha sido ahora que existen unas condiciones de vuelta mejores» que se ha recuperado.

«Con Agropatria este año hemos logrado una buena multiplicación con el Danac -255, esperamos que termine el ciclo para ver la cantidad de semilla certificada, en maíz la mayoría de la semilla que se siembra en Venezuela es importada». La participación de mercado de la semilla nacional está alrededor del 10 y 12%.

NOTICIAS SUGERIDAS

Cargando...

Comente